Comscore

PRIMICIAS

Tras nota de CQC en Pinamar, suspendieron al intendente

Blas Altieri, intendente de Pinamar, está rodeado de sospechas, entre otras, por adjudicación de viviendas, asunto que descubrió una nota del programa de América, en la que además agredieron al cronista Gonzalito.
Por []
Hace más de 8 años

El intendente de Pinamar, Blas Altieri, fue suspendido en su cargo por el Concejo Deliberante, en medio de una investigación por diversas irregularidades en su gestión, que podría derivar en una destitución. Los asuntos que envuelven al polémico intendente recuerdan la agresión por parte de funcionarios que sufrió el equipo de CQC (ver notas relacionadas), que justamente quitó el velo a una sospechosa adjudicación de viviendas.En sesión especial, la Comisión Investigadora resolvió -con ocho votos contra dos- suspender al mandatario por 90 días, mientras que el concejal Hernán Mueriale es su reemplazante, por haber sido el primer candidato en la boleta con la que Altieri ganó la elección distrital. Se trata de una medida preventiva adoptada luego del descargo ofrecido por el Intendente al informe presentado por la Comisión hace tres semanas, que contiene 33 puntos que contemplan posibles irregularidades durante su gestión.El vecinalismo, que gobierna desde hace 20 años casi ininterrumpidos, posee una representación en muy reducida en el Consejo Deliberante: solo dos de diez concejales representan a Altieri en Pinamar, que atraviesa ahora su peor crisis política tras la destitución de su antecesor, Roberto Porretti.Precisamente, como concejal, Porretti votó a favor de la suspensión, en una sesión de acalorado debate que debió acelerarse sobre el final a raíz de una amenaza de bomba. La principal acusación contra Altieri se refiere a irregularidades en adjudicación de viviendas que tenían fin social, tal como denunció el programa televisivo Caiga Quien Caiga, aunque además hay denuncias en torno a la remodelación del Hospital Comunitario, otras relacionadas a los balnearios, el otorgamiento de exenciones tributarias y el contrato con la empresa Covelia, entre otras.Los hechos se producen, además, cuando la comunidad de Pinamar aún tiene fresco el recuerdo del juicio político y destitución de Porretti tras una denuncia por extorsión por pedir dinero para no cerrar una discoteca. Altieri gobernó Pinamar entre 1991 y 2007, pero volvió al poder en 2010, tras de la caída de Porreti, y el año pasado revalidó su cargo hasta 2015, con un partido vecinal que contó con respaldo del gobernador Daniel Scioli.