EN "PAMELA A LA TARDE"

Valeria, hija de Nico Repetto: "Yo no soy millonaria, necesito las ventanas o la plata"

Tras ser denunciada por extorsión, amenazas, calumnias y violación de domicilio explicó la verdad de la historia sobre la estafa que recibió por parte de la empresa de aberturas DVH.

Nicolás Repetto, su hija mayor, Valeria, y su yerno, Hernán Keen, fueron denunciados por extorsión, amenazas, calumnias y violación de domicilio por los dueños de una fábrica de aberturas de aluminio ubicada en Pilar.

La historia la dio a conocer Tatiana Schapiro en el "Todas Las Tardes", el programa conducido por Maju Lozano. Según contó la periodista, todo comenzó cuando la empresa incumplió en el plazo de entrega de más de 20 ventanas.

Los dueños de la empresa, Cintia Cordero y Esteban Aschieri, aseguran que una vez cumplido el plazo convenido, se habrían comunicado con ellos para consensuar un nuevo plazo de entrega, pero no sólo no llegaron a un acuerdo sino que la situación habría empeorado aún más: Valeria habría comenzado a "escracharlos" a través de las redes sociales y el mismo Repetto les envió un mensaje de texto para nada amigable.

"No te vas a preocupar por el Instagram de Vale que tiene unos poquitos seguidores. Me preocuparía más por el de la hermana, Juana (Repetto), que tiene un millón. Yo puedo colaborar, que tengo ciento y pico mil de seguidores. Sé que era difícil que entregaran las ventanas, de entrada me di cuenta. Lo intenté, pero ahora no, me hicieron enojar. Ahora voy a tratar de cerrarte la fábrica lo antes posible", dice aquel mensaje, que fue reproducido al aire en el programa de Lozano.

Uno de los abogados de los dueños de la empresa contó en el mismo programa que los acusados publicaron fotos personales de los responsables de DVH junto a sus nombres y apellidos. En algunas de esas fotos aparecerían, además, menores de edad que son parte de la familia.

"Vinieron todos a amenazar. Está todo registrado por cámaras de video. La amenaza la hicieron porque contrataron las ventanas por otra vía, pero la demora había sido insignificante. Es una empresa prestigiosa que ha hecho ventanas para gente amiga de los Repetto", aseguró el letrado.

Esta tarde, Valeria dio su versión en el programa de Pamela David, "Pamela a la tarde", por la pantalla de América.



"En el contrato comercial dice que el máximo para la entrega son 60 días. El primer pago fue en junio del año pasado, a partir de septiembre tendrían que haber estado, se había pactado como fecha la primera semana de diciembre. Fecha real que íbamos a recibir las ventanas. Fuimos a la obra, con mis arquitectos a esperar el camión y nunca llegaron. No nos atendieron el teléfono en todo el día y ahí empezó este tire y afloje", contó Valeria en charla con David y su equipo.

Y agregó: "Al principio fueron comunicaciones por teléfono, en buenos términos, no contentos, siempre con respeto. Y era un sinfín de mentiras. Uno se pone en el lugar de que puede ser que estén demorados. Yo trataba de tener empatía. Ahí empezó el maltrato, el desaparecer, y te empieza a llegar información de personas que tienen el mismo problema y en la misma situación. No es que el problema están teniendo un conflicto con mi material y mis vidrios".

En tanto, a raíz de la información que se filtró surgieron otros casos de estafa por parte de esta empresa de aberturas: "Pareciera una modalidad de trabajo que no favorece al cliente. Hay muchas denuncias. Yo denuncié en defensa del consumidor, mandé carta a documento. La semana pasada llegamos a este punto que salió a la luz", contó.

Sobre la denuncia por violar el domicilio, se expandió: "Yo siempre que fui me abrieron la puerta y siempre me acompañó un empleado. No sé a qué se refiere que estuvimos en lugares no autorizados de la fábrica. Estuvimos atrás en el galpón para preguntar si nuestro pedido estaba ahí. Nosotros no fuimos con patovicas ni publicamos fotos de menores. Tendrían el video si apurábamos a alguien".

Sobre el día que se presentó con su papá, Nico Repetto, en la empresa, manifestó: "Mi papá me dijo que quería hablar él. Que estaba tranquilo. Que yo venía de 10 meses de pelear. Me dijo que venimos a tratar de solucionarlo. Yo quiero que se pongan en mi lugar. Esa plata es mía y de mi marido. De nuestro trabajo. Nosotros no somos millonarios, esa plata es un montón para mí. Yo no es que seguía para buscar roña. Yo necesitaba la plata o las ventanas".

Por último, Valeria sostuvo que va a seguir por la vía legal porque tiene toda la documentación y que ellos filtraron la noticia para dar vuelta la historia. "Las veces que les pedí firmar algún acuerdo de entrega me decían que si yo llevaba un abogado no iba a ver nunca más las ventanas. Tengo todos los chats, las cartas documento, todo, la diferencia es que yo lo iba a hacer todo legal", finalizó.