Comscore

HISTORIA DE VIDA

Tremendo relato de Karina La Princesita: "Me crié con mi papá diciendo '¿la mato o no la mato?', con el arma en la cabeza de mi mamá"

La participante del "Súper Bailando" contó en una entrevista su cruda historia familiar. Video.
Karina

Karina "La Princesita" rompió en llanto luego de escuchar las observaciones de la jurado Florencia Peña en el "Súper Bailando".

"Te estoy viendo crecer gala a gala. No sos la misma Karina que empezó el certamen. Sos como aniñada, suavecita y estoy viendo que empieza a salir la mujer que sos. Tenés que confiar en vos y sentirte segura de quien elegís ser. Tu avance es enorme”, le dijo a puro elogio la actriz a Karina.

Al escuchar tamaña devolución, la artista tropical no pudo contener su emoción y lloró desconsolada.

“Estas lágrimas son de felicidad. Esta es una etapa linda. Hay un antes y un después de haber pisado esta pista. Al haber aceptado estar acá, me propuse ser una mujer más fuerte”, señaló La Princesita.

Luego de vivir una movilizante y positiva gala, Karina estuvo en "LAM" y explicó por qué quebró en llanto en la pista, ante las halagadoras devoluciones.

"No me victimizo con mi vida, pero no puedo ser hipócrita y decir que tuve una vida hermosa, porque tuve una vida recontra mil dura desde que nací hasta hace poco. Sin embargo, está bueno, porque en vez de quedarnos tratamos de salir adelante. Y mi mamá es así", comenzó diciendo la artista.

Luego prosiguió con la dura historia familiar: "Mi vieja pasó una vida terrible y nosotros, durante mucho tiempo no fuimos testigos porque no habíamos nacido, pero de ahí en adelante fuimos testigo de muchas cosas que vivió mi madre. A ella la crió alguien que no era la mamá, la hacían trabajar de chiquitita, con 5 años, como si fuera mayor. La hacían levantar temprano, cargar cajones... Después la pasó mal en pareja. A mi mamá casi todas las parejas la golpearon, quedaba internada por los golpes".

Ahondando en la violencia de género que presenció en su casa, Karina reveló la tremenda frase que pronunciaba frecuentemente su padre, cuando agredía a su madre: "Nosotros nos criamos con mi papá diciendo '¿la mato o no la mato?', con el arma en la cabeza. Yo hoy lo cuento bien, no me victimizo, ni me pongo a llorar, porque es mi realidad. Pero por todo eso es que me emociono tanto".