Comscore

FUERTE 😷

La terrible experiencia de Agustina Kämpfer en la clínica del Rubén Mühlberger

La periodista contó su experiencia en primera persona de lo que le pasaba luego de cada tratamiento en la clínica del doctor de los famosos que fue clausurada.
Kamper- Agustina

La periodista contó su experiencia en primera persona de lo que le pasaba luego de cada tratamiento en la clínica del doctor de los famosos que fue clausurada.

El jueves por la noche muchos famosos se conmocionaron al enterarse que el doctor Rubén Mühlberger era detenido por ejercer la medicina de forma ilegal y su clínica era clausurada. Mientras la Justicia avanza sobre la causa, Agustina Kämpfer contó su experiencia en el centro estético elegido por los famosos, en la que se atendió en el año 2018.

En “Nosotros a la mañana”, El Trece, la periodista reveló su experienci: “Las entrevistas con él son muy caras. El presupuesto es en dólares. Yo fui en el año 2018 y no fui nunca más. Dejé de ir por pedido de mi novio, que me dijo 'date cuenta y no vayas más'”, sobre el pedido que le Carlos Gianella.

LEER TAMBIÉN: Video: Así fue el allanamiento de la clínica del doctor Mühlberger

Yo iba y hacía tratamiento de estética, que fue diez puntos. También probé los famosos sueros de los que todos hablan, que tienen que ver con la medicina ortomolecular, que yo la apoyo férreamente porque está demostrado que te ofrece cantidades industriales de vitaminas y te sube mucho las defensas. Lo cual no significa que no te vayas a contagiar coronavirus, ¡por amor de Dios! Tiene que ver con el estado del cuerpo al que entran los virus, que cuanto más inmunizado esté, mejor”.

Entonces, Kämpfer aseguró que tras la aplicación de los famosos sueros que promocionaba el supuesto médico ella tenía fuertes síntomas de fiebre y dolor corporal. “Entonces probé el tema de los sueros. Cada vez que me inyectaba, tenía un día y medio de gripe fuerte. La primera vez dije 'bueno, me agarró una gripe', la segunda pensé 'qué raro, justo hoy también'. La tercera vez de gripe, que sentís que te duelen los músculos y tenés temperatura, como era siempre después del suero se los comenté en la clínica. Me dijeron 'es imposible porque son vitaminas nunca te pueden hacer mal'”.

“Cuando lo hablé con mi pareja, me dijo 'date cuenta que cada vez que venís de ahí te sentís mal y te quedás en cama, te pido por favor que no vayas más'. Creo que terminé de hacer un tratamiento estético que tenía que terminar y no fui nunca más”, concluyó.

LEER TAMBIÉN: Moria Casán sobre de la detención del doctor Rubén Mühlberger: “No estoy defendiendo a nadie, pero...”