martes, 22 de mayo de 2018
Análisis de televisión

Telefe, cada vez más parecido a El Nueve y El Nueve, cada vez más América

La industria televisiva abierta cambia y se reinventa ante el avance de otras plataformas. Dos canales cambiaron sus programaciones y se mimetizaron con las emisoras colegas.

Hablar del avance del on demand y de "otras plataformas" resulta un poco repetitivo ya que la forma de mirar contenidos cambió hace varios años. Si bien esa industria todavía se está poblando, las empresas ya no dudan a la hora de la inversión y de la pauta de publicidad para que se repliquen en desktop (computadoras) y dispositivos móviles. Ejemplos claros son Netflix (conquistador) y firmas como Disney, Amazon y Apple que ya trabajan a pleno en el lanzamiento de plataformas streaming.


Esto obligó a la industria de la televisión abierta – sobre todo – a cambiar por completo y buscar nuevos contenidos que le garanticen la atención de los televidentes que ahora eligen cómo y cuándo ver determinado programa.


En nuestro país, el canal América hizo punta en cuanto a tener la totalidad de la programación en vivo, lo que exige, de alguna manera, cierta fidelidad de la audiencia. Esto le originó una buena marca y un posicionamiento estable en el tercer puesto de las mediciones integrales de rating.

Tal fue el impacto de los ciclos del canal palermitano que emisoras como El Trece y Telefe recurrieron de inmediato a programas en vivo y con panel. Basta recordar que "Intrusos" fue el primer ciclo en cubrir la periferia de "Bailando por un sueño" y, tiempo después, El Trece junto con Ideas del Sur – por ese entonces – migraron "Este es el show" de los fines de semana a un formato diario con contenido del certamen que conduce Marcelo Tinelli. Luego llegaron "Nosotros a la mañana", "Los ángeles de la mañana" y "El Diario de Mariana".

Embed

Telefe fue un poco más tímido pero desde hace algunas temporadas arrancó con "Morfi", aunque este es un programa más híbrido, "Cortá por Lozano" y, desde este año, "Pampita Online".

Embed

Pero, sin duda alguna, el 2018 marcó un cambio importante en dos de los cinco canales de aire: El Nueve y el mencionado con anterioridad, Telefe. El primero de ellos decidió salir de la comodidad de las latas extranjeras y armar – a partir de ayer – una programación íntegramente en vivo. Y el segundo, aprovechó el auge de las novelas turcas y ya tiene en su grilla cuatro latas de ese país que sólo representan una inversión para la compra del embutido y un operador que presione el play a la hora del comienzo.


El Nueve (antes Canal 9) tuvo programación local hasta 2007 cuando en Daniel Hadad, propietario de la empresa, se la vendió al mexicano Ángel González, quien pertenece al grupo Albavisión. La primera compra fue por el 80% de la firma y en diciembre de ese año se firmó el 20 restante. Desde entonces, la marca puso una serie de latas mexicanas que permanecieron en pantalla hasta el año pasado con el estreno de "Mejor de Noche", "Confrontados" y "El Show del problema". La emisora ya tenía al aire "Qué mañana!" y "Bendita", que actualmente está en su temporada número 13. Desde ayer, El Nueve estrenó una programación completa en vivo y sumó a figuras que ya pasaron por El Trece y América como Guillermo López, José María Listorti y Denise Dumas.

Embed

El caso de Telefe es similar pero distinto. Similar porque también decidieron afrontar un cambio de programación y distinto porque no apuesta al vivo más allá de los programas de Zaira Nara y Damián De Santos, Verónica Lozano y Pampita. Quizá por esas cosas del destino, Telefe dejó de tener capitales españoles y ahora norteamericanos, Viacom. Tomás Yankelevich dejó de ser el programador directo del canal y la apuesta importante de la emisora es reflotar latas turcas y seguir exprimiendo a "Casados con hijos". Desde las 16.30 hasta las 19 tiene "La venganza de Iffet" y "Elife". Ya en el prime time puso a "Todo por mi hija" y "Kara para Ask".


No hay duda alguna que estos cambios fueron hechos con la intención de no ceder más audiencia y qué mejor idea que mirar a mis rivales para copiar formas y modelos. La televisión argentina bucea por aguas turbias y la claridad quizá pueda encontrarla en los programas en vivo. Veremos.