jueves, 28 de marzo de 2019
EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

Sergio Verón: "El chico dejó de respirar por diez segundos y empecé con las maniobras de resucitación"

El jefe de actividad física de la Clínica Cormillot dialogó con este medio y dio detalles de momento que vivió en la calle cuando socorrió a un niño que se había atragantado comiendo pochoclos.

Por Luciano López L. / lopez.luciano@primiciasya.com / @lucianolopez25

Sergio Verón, jefe de actividad física de la Clínica Cormillot y profesor de las actividades físicas de los participantes del programa "Cuestión de peso", vivió una preocupante situación en la calle.

Desde su cuenta de Twitter, Verón relató una situación de la que fue testigo y que lo preocupó por demás e incluso intervino.

"Estimados mamá, papá, flia: recién nene de 3 años que comía pochoclos mientras corría en la vereda tuvo atragantamiento. Hubo que reanimarla en la calle. Acompañé hasta el sanatorio. #FinalFeliz", expuso el profesional de la salud.
sergio veron 1.jpg


Y aprovechó la ocasión para dar un consejo muy útil: "Por favor, nada de frutos secos/pochoclo a esa edad!".
Embed


PrimiciasYa.com se contactó en exclusiva con Sergio quien nos comentó de ese dramático episodio que vivió de cerca.

"Salía del gimnasio y me encontré con la situación de una familia gritando y un nene tirado, alrededor de él lleno de pochoclos. Me acerqué a ver qué estaba pasando ante esa situación de caos", comentó el doctor.
"La madre gritaba que el niño estaba corriendo y se cayó con los pochoclos. Ahí me di cuenta que era un atratagantamiento y empecé a hacer todas las maniobras básicas de atratagantamiento en el caso de un niño", recordó.

"El problema de la situación de caos es que se llena de gente y en la desesperación se hace cualquier cosa. Yo tenía que luchar entre que tenía el chico en mis brazos, hacerles las maniobras y el entorno. En esos casos no hay que darle agua. Es importante mostrarlo a esto como hice en CDP porque la gente hace todo lo que no tiene que hacer".

Y contó cómo resolvió la tensa situación: "Hice oídos sordos hasta que el chico escupió. Le apoyé el oído en su boca y por lo menos diez segundos él no respiraba, entonces empecé con las maniobras de resucitación cardiopulmonar hasta que el nene reaccionó. Yo gritaba que la gente que estaba ahí llame al SAME".

"El nene volvió en sí y pedí que se lo lleven para que lo examinen. Yo estaba seguro que había salido de la zona de peligro", finalizó Verón.