Comscore

EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

La salida de Doman desató la interna en "Nosotros a la mañana"

Amistades por compromiso y conveniencia. Roces al aire y fuera de pantalla. Dos intentos de renuncia que no fueron. La cocina caliente del programa mañanero del Trece.
Pollo Alvarez Sandra Borghi

En mayo pasado, Fabián Doman decidió dar un paso al costado del ciclo "Nosotros a la mañana" ante la importante propuesta para sumarse como conductor de un programa emblema de América, "Intratables".

Y lo hizo de la noche a la mañana dado que los tiempos apremiaban. Por esas horas, mucha incertidumbre se vivió en el ciclo mañanero del Trece y comenzó a gestarse una interna que se vio reflejada la semana pasada por los dichos de la conductora Sandra Borghi al diario La Nación.

Borghi realizó fuertes declaraciones sobre algunos de sus colegas y estos salieron a desmentir las anécdotas y conflictos que reveló en sus historias.

La periodista de TN y El Trece no solo se autodefinió como la mejor en su rol de movilera, sino que revivió viejos conflictos que tuvo mientras realizaba su trabajo en la calle.

Esto le generó muchas críticas en redes sociales de sus ex compañeros y destapó la interna en el programa que hoy conduce junto al Pollo Álvarez.

A decir verdad, Sandra Borghi había renunciado al programa junto con el panelista Tomás Dente por la llegada del Pollo Álvarez a la conducción. La productora pudo retenerlos con una suba en sus contratos y ambos decidieron quedarse.

Por otro lado, las críticas que se hacen entre gran parte del equipo se evidenciaron en la fiesta de casamiento que Álvarez organizó la semana pasada. Según se escuchó decir esa noche, tanto Sandra como otros panelistas que están desde el primer día no se bancan al nuevo conductor ya que "no está a la altura de Doman".

Un punto a favor es que pudieron mantener el rating del ciclo pero hay poca tolerancia entre los más históricos con los nuevos dado que, por ejemplo, Nicole Neumman ya se tomó dos periodos de vacaciones en menos de tres meses.

La grieta, básicamente, está radicada entre los históricos y los nuevos, entre los que está el Pollo Álvarez que la juega de afuera y no se involucra en la mirada poco complaciente de sus compañeros.