Comscore

BOMBAZO 💣

Rodrigo Lussich fue a buscar a Laura Cibilla, la ex de Maradona: "Es una mujer sufrida y no busca venganza"

El periodista de "Intrusos" estuvo cara a cara con la mujer que acompañó a Maradona en la transición de su divorcio con Claudia Villafañe. Asegura que su hijo de 17 años es hijo de Maradona.
Rodrigo Lussich

El silencio de Laura Cibilla durante décadas tiene una razón muy importante: Ella asegura que le falsearon el ADN en la única demanda que le inició a Diego Maradona para reconocer a su hijo que hoy tiene 17 años.

Conoció a Diego Maradona en 1998 en La Diosa donde trabajaba de mesera. Su historia de amor con el astro fue tan intensa que de querer sacarlo de la droga terminó internada por consumo de estupefacientes.

"Yo me enfermé mal. Y me interné un par de veces con 40 kilos... Porque consumía a la par de una persona de 80 o 90 kilos, deportista", contó en la única charla que dio estos días al portal Teleshow de Infobae.

LEER TAMBIÉN: Un sustito en el inicio de las vacaciones para Sabrina Rojas y Luciano Castro

Inició una demanda por filiación en 2006. Diego Maradona no se presentó a las dos primeras audiencia y repentinamente fue a la tercera donde según su relato fraguaron el resultado.

Después de la internación de Maradona en Cuba donde ella fue y vino varias veces, decidió irse a España. "Para la gente que está diciendo que me llevaron a España para esconderme, yo me fui por mis propios medios a salvarme a mí misma. Quería recuperar la noción del tiempo y del espacio...", contó.

Y agregó: "Cuba era todo un descontrol. Hablan de un centro de rehabilitación, pero era todo una mentira".

Cibilla llegó a España y se enteró que estaba embarazada: "En el 2002, cuando estaba embarazada. Yo no sabía que estaba embarazada. Tenía un poco de pancita y mi amiga me compró un test que me dio positivo. Me aguanté cinco meses allá, hasta que ya necesitaba a mi mamá, a mi país... ¡Qué se yo! Estaba ilegal y no tenía forma de sacar la ciudadanía. Así que me vine a Buenos Aires. Y al día siguiente de mi regreso, me llamó Diego y me dijo: “Yo sé todo”. Le pregunto: “¿Qué sabés?”. “Te paso a buscar”, me dijo. Sabía hasta dónde vivía: ya estaba en Darragueira y Santa Fe, que es donde nació mi hijo".

Diego y Laura

"Pero él se enteró y me vino a buscar. Estuvimos juntos hasta los casi dos años de vida de mi hijo. Y hubo muchas cosas de por medio. Tuvo la internación esa por la famosa curatela que le pidió el hermano…", contó.

Hoy, Rodrigo Lussich en "Los escandalones" de "Intrusos", contó que la fue a buscar al local donde ella trabaja en la zona de Las Cañitas.

"Esta mañana llegué hasta el bar en el barrio de Las Cañitas, donde Laura Cibilla es camarera. Se puso muy nerviosa. Se nota que está muy tensa a la llegada de periodistas que vayan descubriéndola. Está en un lugar muy céntrico y en un bar muy clásico. Me dijo que es la única nota que dio y que fue para contar su verdad porque decían que tiene un hijo español. Encontré una mujer muy golpeada por la vida. No por que sea deshonroso su trabajo, al contrario, mantiene a su hijo y hace muchos años que trabaja en ese lugar", contó el periodista en su sección.

Y remató: "Me decía que depende más de las propinas que le dejan que del sueldo que gana. Pero vi una mujer cansada, sufrida, y muy lejos de buscar venganza. Ni siquiera dispuesta a intentar un nuevo juicio de filiación. Está resignada. Su último contacto con Diego fue truncado porque le bloquearon el teléfono. Su esperanza hubiera sido algún día abrazarlo. O que ese hijo que ella asegura que es de Maradona lo hubiera hecho. Lo cierto es que tiene 17 años y ella jura que nunca tuvo una relación por fuera cuando estaba con él. Ella no duda que es hijo de Diego".

LEER TAMBIÉN: La gran ausente en la final de "Masterchef Celebrity"