miércoles, 08 de agosto de 2018
Exclusivo de Primiciasya.com

Roberto Piazza tras casarse en las playas de Malibú: "Me pasaba toda la energía del mundo por mi cuerpo"

Tras 18 años de relación y de haber sido la primera pareja famosa en contraer matrimonio por el casamiento igualitario, el diseñador y artista renovó votos en Estados Unidos y en octubre lo hará en España. Charlamos con él y nos contó todo sobre la boda.

En una ceremonia llena de emoción y magia, el diseñador Roberto Piazza y su cónyuge Walter Vázquez, volvieron a casarse, esta vez en los Estados Unidos, rodeados de amigos, artistas y empresarios argentinos y americanos. Tras 18 años de relación, y habiendo sido los precursores en la lucha por los derechos del matrimonio igualitario en la argentina, los artistas renovaron su amor con una ceremonia realizada en las playas de Malibú, en la costa Californiana.

Roberto Piazza


Roberto Piazza

Los casó el ministro Pablo Maseda Walton, en un día mágico al atardecer, con la puesta del sol y a orillas del mar. La pareja vistió de blanco al igual que todos los presentes, sellaron nuevamente su amor con un anillo de oro blanco y piedra citrino. La cantante americana María Entraigues Abramson les cantó la bendición con el tema Somewhere de Barbra Streisand, luego los novios se dedicaron palabras emotivas recordando tantos momentos juntos, su unión civil en argentina en el año 2008 y luego su casamiento legal en 2010 ya con la ley de matrimonio igualitario.

Roberto Piazza

Luego Roberto y Walter sellaron la ceremonia cantando a capella el tema aleluya y los invitados terminaron bailando el tema piel canela, con la voz de la cantante María Entraigues Abramson. Los padrinos fueron el músico y compositor de rock Martín Medina y la fotógrafa de los Oscars Vecc Schiafino, quien también organizó el festejo.

Los acompañaron, artistas y empresarios amigos de la pareja en Los Angeles tras 8 años de presentar sus giras de moda y música en dicha ciudad. Finalizada la ceremonia en la playa, todos festejaron en una fiesta privada en un famoso restaurante de Santa Mónica. Según parece, la pareja volverá a elegirse próximamente en la ciudad de Madrid repitiendo su renovación de votos, y en donde siguen su gira de moda y música en los meses de setiembre y octubre, con más grandes sorpresas. Primiciasya.com charló con Roberto quien gentilmente nos contó intimidades de la ceremonia.

Roberto Piazza

¿Cómo surgió la idea de casarse en Malibú?

La idea de casarnos nuevamente acá, con el ministro Pablo Maseda Walton, americano, que trabaja en el consulado también, es amigo nuestro, fue porque hemos decidido con Walter reafirmar nuestro casamiento acá en Estados Unidos. Y lo decidimos hacer porque hace 18 años que estamos juntos, después de pasar por tantas cosas, nos casamos en Argentina, los primeros en hacer la unión civil, en casamiento igualitario, fui quien milité por el casamiento, por la ley, por la segunda ley también. Por eso en septiembre – octubre también nos vamos a casar en España donde tengo nacionalidad italiana. Nos vamos a casar en cada país que vayamos y que admitan el casamiento igualitario. Esa fue la decisión. Reafirmar nuestros votos, tengo la edad suficiente para casarme donde vaya. Creo que lo hice público porque es necesario para que todos tomen conciencia que no solo en Argentina se puede sino en otros países del mundo.

Roberto Piazza

¿Qué sensaciones te quedaron después de la ceremonia?

De mucha emoción. La puesta fue divina, era energía pura, te pasaba toda la energía del universo por el cuerpo. Y te limpiaba. Casualmente fue el día en que nació mi madre y fue muy especial. Recordamos a los presentes y a los que no estaban. Fue una sensación de limpieza general. Pasamos un año bastante complicado y decidimos venir unos días a hacer este casamiento para luego volver a Argentina a seguir trabajando. Seguimos la gira por España con moda y tango. Tengo millones de planes. Nunca en mi vida me había casado frente al mar y fue una idea de Vecc Schiafino, mi amiga íntima de acá que trabaja en el consulado argentino. Ella nos dijo que organizaba todo y fue mágico. No fue una ceremonia de lujo, de gala ni de nada, lo maravilloso fue la energía del mar, del sol y del universo.


Roberto Piazza

¿Quiénes participaron de la boda?

Yo no quise mucha gente. Había mucha gente que quería venir y yo no quise. Dije que no. Amigos de la Argentina no vino nadie porque estaban todos trabajando y no podían. Amigos americanos y argentinos que viven aquí hace muchos años fueron varios. En la fiesta había muchos aunque fue muy privada. Hay gente grosa que no quiero mencionar, políticos, artistas que fueron y es parte de lo privado nuestro.

Roberto Piazza

¿Cómo sigue tu vida laboral?

Ante todo quiero decir que la Argentina repunte. Hice una gran inversión en mi país, en una colección majestuosa, reciclé el taller de alta costura que tengo en Belgrano. Ahora llegamos y tenemos millones de cosas para hacer. Tengo convenio con Cacho Castaña para hacer recitales de tango erótico, tango y boda, con Cacho. Tengo que irme dos meses a España, donde me voy a casar de nuevo ahí, con un juez, yo soy ciudadano italiano y ahí le dan a Walter la posibilidad de ser europeo también. Voy a montar una filial de moda en Madrid y estoy invitado a hacer el cierre del segundo festival de tango en Valencia y Madrid. Luego tengo que volver en noviembre y diciembre y hacer los desfiles de mis 26 escuelas. Lo que sí tengo ganas de pasar año nuevo y navidad en Europa. Quiero seguir apostando en Argentina. Hay muchos proyectos pero ante todo quiero saber qué va a pasar en Argentina. Si me da ganas y me ayuda un poco... porque pasé un año muy complejo, todos lo pasamos, me da bríos de seguir apostando e invirtiendo no hay drama. Y si no, veo, porque no vale la pena invertir en algo que no tiene resultado cosa que en otros lugares del mundo sí. Hace 44 años que invierto en Argentina pero es hora de que empecemos a aprender a volar.