Comscore

LIVING IN AMÉRICA 🚿

Ricardo Darín y una magistral defensa a Alejandro Fantino por la nota sobre las "dos duchas calientes"

El actor estuvo en el programa dominical que el conductor comparte con Débora Plager y habló de aquella nota de 2013 que se convirtió en viral, recorrió el mundo y le propinó algunas críticas al animador.
Ricardo Darín Alejandro Fantino

Anoche, Ricardo Darín brindó una extensa nota al ciclo "Living in América" que conducen Débora Plager y Alejandro Fantino por la pantalla de América.

El principal motivo de la entrevista fue contar sobre la iniciativa en la que participa junto a otras figuras estelares para juntar 1 millón de caja de alimentos que tienen 15 kilos de comida cada una.

La iniciativa se llama "Seamos uno" y también forman parte Javier Macherano, Gabriela Sabatini, Diego Torres y Manu Ginobilli, entre otros. Pero como siempre Ricardo se destaca en cada nota, esta vez no fue la excepción.

LEER TAMBIÉN: Flavio Mendoza y la crisis económica por la cuarentena: "Tuve que vender mi departamento"

Antes de finalizar la charla, Fantino le recordó aquella nota viral sobre las "dos duchas calientes".

"Mi carrera me cambió para bien, cuando te entrevisté hace muchos años en Animales Sueltos, creo que terminó siendo el programa político más importante de la Argentina. Hubo dos o tres turbinas y una de esas fuiste vos cuando viniste y nos diste una nota. A mí me generó cierto lío porque todavía me gastan...", dijo Fantino cuando Ricardo lo cortó.

"¿Te pudo decir algo? Yo tuve una charla extraordinaria con vos, aquella vez. Ha dado la vuelta al mundo, a mí no hay lugar donde no me hablen de eso. Me convertiste en una especie de Dalai Lamas. Soy la hermana Teresa de Calcuta. Pero no solo por defenderme sino por tratar de hacer un poco de justicia, la verdad es que siempre dije en el exterior que me parecía muy injusto que se la agarraran con vos porque lo que vos hiciste conmigo fue todo lo contrario de lo que la gilada critica. Lo que vos hiciste conmigo fue darme un espacio y unas pausas para remarcar cada cosa que yo decía, que es todo lo contrario a no estar de acuerdo", expresó Ricardo.

Y agregó: "Así que yo quiero que sepas no sólo te defendí sino que vos estuviste muy bien. Estuviste mejor vos que yo. Y ahora me voy a pegar la segunda ducha caliente del día porque la primera me la pegué la semana pasada".

Cómo fue la entrevista de 2013 donde salió lo de las dos duchas calientes

En 2013, Fantino le hizo un mano a mano a Darín en "Animales Sueltos". Allí le preguntó por qué no había ido al Premio Oscar cuando estuvo nominada y ganó "El secreto de sus ojos".

"¿Por qué tengo que ir al Oscar? ¿Qué creen que ocurre ahí? Yo ya fui una vez, ya vi, no me puso muy contento y estoy acá. La fantasía que se tiene desde afuera de lo que es un ambiente… Es cholu. No es serio. Tiene que ver con la parafernalia que rodea a una cosa que con la cosa en sí misma. Es dificilísimo actuar y pensar en otro idioma”, contestó Ricardo.

La entrevista continuó y allí derivó en la posibilidad de trabajar en Hollywood, la gran pantalla.

"A mí me ofrecieron una sola vez una cosa contundente y seria a la que le dije que no y después me empezó a joder un poco que no aceptaban el no como respuesta. Se llamaba Hombre en llamas, el director era Tony Scott. Yo estaba trabajando en España en teatro y lo único que quería era terminar la temporada para venir y estar con mi mujer y mis hijos en mi casa. ¡Me ofrecían hacer un narcotraficante mexicano! ¿Por qué? Para ellos todos los narcotraficantes son latinoamericanos. No me gustó y segundo que quería volver a mi casa", contó.

Alejandro Fantino le contestó por el lado de la plata, haciéndole notar que se había perdido de mucho dinero. Darín le contestó con otra pregunta, tan simple como compleja. “¿Para qué sirve? ¿Para qué?”, le preguntó a su interlocutor. “Para vivir mejor”, le dijo Fantino.

LEER TAMBIÉN: Romina Malaspina generó una grieta entre sus compañeras de Canal 26: ¿Podría haber una renuncia?

“¿Mejor de lo que yo vivo? Yo me pego dos duchas calientes por día. Me estaba yendo bien. Estaba laburando genial en el teatro. La ambición te puede llevar a un lugar muy oscuro”, afirmó. Y agregó: “Tengo un auto de alta gama y me da calor, porque es demasiado. Soy feliz cuando agarro el auto de mi hijo. Siempre encontré una mano tendida que me ayudó. Si querés más que eso es porque estás viendo otra película. Tengo mucho más de lo que necesito”.