Comscore

POLÉMICO

Raúl Rizzo: "El Gobierno tendría que hacer una revolución armada para terminar con la pobreza"

"Los medios de comunicación le hacen un lavaje de cerebro a la gente", precisó el actor en su ferviente defensa al Gobierno de Alberto Fernández.
-Raúl Rizzo-

Raúl Rizzo estuvo el domingo en el programa "Duro de callar", Crónica, que conduce el periodista Tomás Méndez tras aquella polémica salida de C5N por la nota del escrache a Patricia Bullrich, y defendió de manera ferviente al gobierno de Alberto Fernández, y consideró que el Gobierno “tendría que hacer una revolución armada para terminar” con los problemas de la Argentina.

“No somos el único país donde está pasando esto. Me parece que a veces se largan cosas como verdades definitivas y lo que hay que hacer es un análisis profundo, parecería como si no hubiéramos tenido una pandemia amarilla durante cuatro años, que fu el gobierno de Cambiemos, que dejó 25 mil pymes cerradas, miles de trabajadores en la calle y una deuda espantosa, que cerró el Ministerio de Salud para convertirlo en una miserable secretaría, como también pasó con el de Trabajo”, señaló el actor.

Y justificó sobre este grave presente económico del país: ”Le cayó una pandemia enorme que hacía 100 años no ocurría en el planeta”.

“Lo primero que hay que establecer es dónde está el poder, que no está en el Gobierno, que es un mero gestionador. El poder está en los medios concentrados de la economía que, entre otras cosas, tienen medios de comunicación con los que le hacen un lavaje de cerebro a la gente, usan el lawfare y todo lo que tienen a mano”, fundamentó Rizzo.

“Esto pasa porque la pobreza es estructural al capitalismo. El capitalismo, como sistema, no puede existir si no hay pobreza, si no hay corrupción. El Gobierno tendría que hacer una revolución armada para terminar con eso. Una revolución armada tendría que hacer“, argumentó.

Y enfatizó: “El poder, tanto militar como mediático y económico lo tienen otros”, e incluso “esos políticos de la oposición son meros porteros de lujo, como los de los edificios que, muy bien vestidos, te preguntan ‘¿a dónde va?’, con esos aires de autoridad, pero responden a un discurso que están más arriba que ellos”.

-Raúl Rizzo-