viernes, 19 de enero de 2018
Exclusivo de PrimiciasYa.com

Pía Slapka viajó a Oregon para reencontrarse con su hermana monja: "Fueron cinco días gloriosos"

La bella modelo volvió el miércoles de los Estados Unidos, donde pudo ver a Mariana, su hermana, tras más de un año.

Pía Slapka acaba de llegar a la Argentina luego de estar una semana en los Estados Unidos para visitar a su hermana Mariana, convertida en monja hace siete años (hoy en día es María de la Paz).

La modelo dialogó con este medio luego de la emoción que sintió en el país norteamericano.

¿Qué sentiste en este viaje?
Fue alucinante, ella está hace un año en EEUU. Es misionera y está abierta a los diferentes destinos donde su congregación tiene diferentes casas, la suya está en Pilar. Estuvo en un pueblo de Córdoba y hace un año en Oregon, Corvallis.
¿Hace cuánto no se veían?
Se fue el 24 de diciembre de 2016, somos cinco hermanos y con ella yo tenía una conexión muy particular. Para mí fue muy difícil cuando ella tomó esta decisión. Ese viaje surgió porque a fin de año le mandé un mail diciéndole que la extrañaba. Ella me invitó y yo estaba complicada, pero lo pudimos organizar para enero.

¿Cuándo te fuiste?
Me fui el 10 de enero y volví ayer. Fue corto porque tampoco puedo estar mucho tiempo de vacaciones. Volví el 9 de enero de Punta del Este. Fueron cinco días gloriosos. Pude ver a la gente con la que trabaja, cómo vive. Ella también estudia teología. Se preparan y se forman, no son improvisados.
¿Con qué sensaciones volviste?
El objetivo era pasar tiempo con ella. Dormí en un hotel y ella en su casa. Fue un encuentro súper emocionante, así fue todo el viaje. Cuando una toma esa decisión de entregar su vida a Dios, la conexión volvió a estar a flor de piel. Las lágrimas te caen al instante.

¿Qué planes tienen para el futuro? ¿Ella vendrá a Argentina?
Ella está haciendo un máster en Ohio y también estudia a la distancia con siete hermanos. Termina a fin de año y la idea es que vuelva a Córdoba, la voy a tener más cerca. En principio es eso. Cada tanto, tenemos contacto por mail y hacemos skype una vez por mes. Aprendí a convivir con esto, al principio fue muy duro. De tener una relación diaria, al principio fue como una muerte. No tiene celular, pero está con jóvenes, familias, matrimonios, está en contacto con la gente y muy aggiornada.