HARTA

Paula Chaves respondió a los que la critican por estar más gordita: “Soy mamá y nunca volví al cuerpo que tenía antes; no tengo cintura”

La conductora de Telefe fue muy clara en su declaración por su actual cuerpo. ¡Mirá todo lo que dijo al respecto!

Paula Chaves se cansó de que señalen todo el tiempo su físico en las redes y los comentarios de los “críticos de la moda”. A los 35 años, luego de haber sido madre de dos niños, Olivia (6) y Baltazar (3), Paula contó que su cuerpo nunca volvió a ser el mismo.

“No me cuido tanto y sé que podría hacer un poco más. Mucho tiempo me acompañó la genética, era flaca y no tenía que hacer absolutamente nada. Ahora la genética me soltó un toque la mano”, explicó entre risas en el ciclo de Pampita.

“Tengo dos hijos, la panza no me quedó chata. Cosas que antes no tenía. Así y todo trato de irme acostumbrándome a esto y ser feliz. Soy mamá y nunca volví al cuerpo que tenía antes, pero entiendo que eso no puede pasar en muchas personas porque somos todos diferentes”, dijo y agregó: “Ahora estoy entrenando, algo que nunca hice. Estoy haciendo funcional en el gym”.

Además, Paula ya no vive de ser modelo como cuando empezó. Ahora, se dedica a la conducción de programas y al teatro. “No vivo para mi cuerpo. En las redes sociales, un lugar donde uno tiene que entender que siempre te critican absolutamente todo, cuando me pongo un vestido estoy y estoy como un ‘espárrago’ me dicen ‘estás muy flaca y mostrás cosas que no pueden ser’. O, por ejemplo, yo ahora no tengo cintura y me ponen ‘ay, estás cuadrada’. O ‘no te favorece ese vestido’. No tiene que favorecerme el vestido, yo me lo pongo porque me divierte. No tengo cintura”, confesó.

En cuanto a las cosas que le dicen, Paula no dudó en expresar: “Escucho a críticos de moda que dicen ‘ese vestido no la favorecía, la hacía un poco cuadrada’. Estoy cuadrada. Me lo voy a poner igual porque me gusta y me veo bien. ¿A dónde tengo que llegar? ¿Cómo me tengo que favorecer, supuestamente? Peso 70 kilos, mido 1.78, no estoy hiper delgada, pero yo me siento bien y me quiero poner un vestido. ¿A dónde tengo que llegar?”.