Comscore

A CORAZÓN ABIERTO 📺

Pampita confesó que tiene dislexia: "Leo y escribo todo al revés"

La modelo y conductora confesó que tiene dificultades en ese aspecto de aprendizaje para leer en una charla con Gabriel Rolón.
-Pampita-

En una charla con Gabriel Rolón en su programa por Net TV, "Pampita Online", Pampita reconoció que tiene dislexia, un trastorno del aprendizaje caracterizado por la dificultad para leer.

"¿Sabés hace cuánto que no tenía estas perlas de los nombres? La inaugurás vos", reconoció la modelo en diálogo con el psicoanalista.

E indagó: "¿Qué significa el fallido este de mi mente que digo siempre mal los nombres? Me pasa mucho".

LEER MÁS: Al igual que Pampita, Lizy Tagliani cuestionó a Nicolás Magaldi por el caso Nicole Neumann

Luego, detalló: "Yo peor porque tengo un cartel acá que me ayuda y tiene tu nombre. Igual así digo mal los nombres. Otras temporadas estuve peor, cuando estoy nerviosa me sale todo mal. Cuando hay mucha presión de afuera tengo algo que mi cerebro me pasa otra palabra por la boca".

Y ahí la modelo confesó: “También tengo dislexia. Leo todo al revés y escribo todo al revés. Si vos me dictás algo de una manera, yo lo escribo de otra forma, y si me aprendo algo en un orden, digo la última parte primero y lo cambio de orden”.

-Pampita-

LEER MÁS: Nicole Neumann agradeció el apoyo a Pampita: "Supo entenderme como mamá y como mujer"

Rolón se sorprendió y le explicó que dicho trastorno tiene tratamiento, a lo que la conductora afirmó y respondió que “hay ejercicios como para ayudar un poco”.

“En primer lugar, Carolina, me parece que hay algo muy importante que es entender que cada ser humano tiene que vivir con algo a cuestas. Nadie lo tiene todo y nadie lo puede todo. Alguno dirá 'yo tengo dislexia', que es una enfermedad, hay ejercicios y se puede tratar. Otros dirán ‘soy muy celoso’, o ‘soy inseguro’”, reflexionó el profesional.

Y continuó: “Lo importante es aceptar qué es lo que tenemos. Cuál es esa habitación oscura que hay dentro de nuestra casa, dentro de nuestra personalidad. Cuál es esa habitación donde uno puede decir ‘acá puedo fallar’ y no para justificar nuestros errores, sino para no tratarnos con tanta crueldad y estar atentos”.

"Todos tenemos algún punto donde algo se nos va de las manos y está bien, eso es ser un ser humano. Aprender a vivir con algunas limitaciones, tolerarlas para ser también más tolerantes cuando el que se equivoca es el otro", concluyó Rolón.