Comscore

SU PALABRA

La nueva vida de Hugo Ávila, el ex jefe de coaches de ShowMatch

Hugo Ávila fue parte de ShowMatch durante 15 años, pero un día decidió dejarlo todo.
Hugo Ávila

Hugo Ávila fue durante 15 años parte del equipo de coreógrafos de VideoMatch y Showmatch. Un día se cansó de las peleas en el Bailando y decidió dar un cambio drástico en su vida: se instaló en Capilla del Monte y nunca más volvió a mostrarse en los medios.

"Estoy viviendo en Capilla del Monte, hice un cambio de vida como de 180 grados. Hasta me dicen que hablo un poco más lento. Me llaman mis amigos de Buenos Aires y me dicen: 'hablá un poco más rápido, que desesperás'", contó en una entrevista con el programa radial Esto no es Hollywood.

Hugo Ávila

Ávila recordó que fueron muchos años, en los que vivió momentos de mucha felicidad, pero también situaciones desagradables. “Estuve 15 años, desde Videomatch yo estaba trabajando ahí, pero como no había ‘Bailando...’ nuestro laburo era interno, no se veía. Fueron años muy intensos y cuando apareció el ‘Bailando...’ se tornaron más intensos todavía. Llegó un momento en el que en el programa me decían algunas cosas, habían algunas peleas, y me entraban todas las balas, no tenía anticuerpos. Entonces renuncié y volví a Córdoba, donde nací”, detalló.

El coreógrafo recordó que era un trabajo con mucha presión. "Estaba en mi casa y seguía trabajando, era como una cosa rara, esa cosa de no saber cuándo se termina el trabajo y cuándo empieza la vida. Y llegó un momento en que me estresé mucho. Físicamente me agarró una urticaria desde la frente hasta los pies, era una sola roncha, entonces dije: ‘apa, me pegó en la salud’", sostuvo.

“Obviamente, los años que viví ahí no fueron todos conflictivos o estresantes. Fueron años hermosos, de gente hermosa que conocí, de amigos, hermanos... Está Lolo Rossi, que es mi amiga, pero bueno, los últimos años como que me pegaron un poco más heavy que los anteriores”, agregó.

Por último, Ávila reveló que no está en sus planes regresar a Buenos Aires. "Pienso quedarme en Córdoba, en las sierras. Capilla del Monte es un pueblo hermoso, con una tranquilidad, con una gente copadísima, con un sol hermoso todo el año. Volví a mis orígenes, estoy juntándome con mis amigos del folclore, bailando… A Buenos Aires no vuelvo”, sentenció.

Hugo Ávila