Comscore

HERMOSA HISTORIA 💓

Natalia Lobo, a tres meses de haber sido adoptada: "Estoy más sensible y vulnerable que nunca"

En octubre pasado, su papá del corazón hizo los papeles de adopción. Ahora ella revela cómo se siente con este cambio de vida.
Natalia Lobo

En octubre pasado, la actriz Natalia Lobo dejó de usar ese nombre solo en el plano artístico sino que también comenzó a usarlo en todo los ámbitos de la vida.

Natalia tenía el apellido de su padre biológico, Sarraute, quien se fue a vivir al exterior durante el último proceso militar y la dejó al cuidado de un amigo, Martín.

LEER TAMBIÉN: Natalia Lobo: "Me acaba de adoptar legalmente mi papá del corazón"

Natalia Lobo

A los 50, Lobo puede gritar a los cuatro vientos el apellido que ama porque fue adoptada ante la ley por el hombre que la acompañó a lo largo de su vida.

“Mi padre biológico conoció a mi papá del corazón y me dijo que iba a ser mejor padre que él, la verdad es que tenía razón. Igualmente, tampoco fue fácil para mi padre biológico, ya que se tuvo que escapar de la Argentina en la Dictadura”, contó Natalia.

“Mi padre biológico vive en España, no tengo comunicación con él y no sabe lo de la adopción. Pero él eligió ese camino, yo no me enojo con él y no debería él enojarse conmigo. Tu familia es la que está”, agregó conmovida.

Natalia Lobo

Ahora, la artista brindó una extensa nota a revista Hola Argentina donde cuenta cómo fueron estos meses tras la adopción.

"Mi papá, Martín, me dijo que me quería adoptar para darles un orden a sus papeles. En abril de 2018, fuimos los cinco -mi papá, mi mamá, mis dos hermanos y yo- con una abogada a ver a una jueza. Nos sentamos y la jueza les preguntó a mis hermanos: "¿Están contentos de que van a tener una hermana?". Lo cuento y me emociono. Recién ahí me di cuenta de lo fuerte que iba a ser, emocionalmente, el proceso de adopción. Entre todos firmamos un documento y así le dimos inicio a mi adopción. Nadie forzó nada, todo fluyó, porque nos llevó cincuenta años llegar hasta acá", contó al semanario.

Y añadió: "Haber sido adoptada por Martín cambió mi percepción del mundo. Es muy difícil decirlo con palabras. Siento una seguridad que no había tenido nunca, ahora soy parte de una tribu. Antes mis hermanos eran mis hermanos, pero ellos tenían un apellido diferente. Martín era mi papá, pero era mi papá del corazón, mi papá biológico era otro. Tenía una identidad dual, que me impedía pertenecer a un lugar. Flotaba. La nueva partida dice "Padre: Martín Lobo". Ahora, cuando vuelva a Buenos, tengo que cambiar todos los documentos y las tarjetas".

Por último contó cómo celebraron ese momento: "Fuimos a almorzar a Gardiner y brindamos por mí. No pensé que la adopción me iba a afectar así. Estoy más sensible y vulnerable que nunca".

LEER TAMBIÉN: Natalia Lobo será adoptada por su padre del corazón: "Es un broche de oro a todo este amor"

Natalia Lobo