martes, 12 de diciembre de 2017
EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

Martín Ciccioli: "Estuve tomando calmantes fuertes, no sabía que la lumbalgia era tan brava"

El periodista y conductor dialogó en exclusiva con PrimiciasYa.com después de ser agredido mientras realizaba una nota en un yate de Tigre.

Por Luciano López L. / lopez.luciano@primiciasya.com / @lucianolopez25

Martín Ciccioli fue agredido mientras realizaba una nota en un yate para "Telenoche" sobre la movida en el Delta de Tigre.

El periodista y conductor dialogó en exclusiva con PrimiciasYa.com a varios días de aquel episodio y nos contó cómo se encuentra.

"Estoy mucho mejor. Descansé mucho. Inmovilizamos la zona. Y estuve tomando calmantes fuertes. Hoy estoy mucho mejor. Hasta ayer caminar era un suplicio. No sabia que la lumbalgia era tan brava", comentó Ciccioli.

"El incidente fue el sábado pasado y el domingo yo me infiltré. Pero el miércoles, que fue el día que presenté la nota, ya se había pasado el efecto y no me podía sostener. El jueves fuimos a ver al médico y después de varias evaluaciones llegamos al diagnóstico de la lumbalgia".

Y contó sobre la lesión: "Me preguntaron si había sufrido alguna caída y rápidamente le mostré en el teléfono lo que me había pasado en el río. Cuando el doctor ve el movimiento que intento hacer y que yo ya venía con dolores lo vio como el detonante de la lumbalgia. El incidente en sí, fue una estupidez. Hasta se lo podría considerar un blooper. Pero en el fondo está la violencia que muchos llevan adentro y no reprimen".

"Nosotros consultamos tres veces si podíamos subir al yate, pero en la edición sólo pusimos una. No nos subimos sin permiso. Además, en un barco grande donde todos están en short y remera, con una copa en la mano, no se te ocurre pensar quien manda. Había tres personas juntas por donde subimos y les copó que subamos. De golpe aparece el guapo del barco, es ingeniero".

"Se llama Leonardo Vortali. Nos dijo que nos bajemos. Pero a mí me tomó del brazo de una forma violenta, como un patovica. Le dije con violencia no, a nosotros nos dejaron subir. ¿Sabés qué ganas de tirarte al agua? Y cuando me doy vuelta de espaldas, me tira. Un cobarde, un irresponsable", añadió sobre su agresor.

"Sus amigos lo mandaron a esconder porque quería seguirla y yo le decía: rompiste dos micrófonos a un cámara que valen 1600 dólares. Seguimos dialogando con sus amigos, que reconocieron que nos habían dado el sí para subir, de hecho la nota terminó con su "pedido de disculpas" muy a pedido de sus amigos. Vino Prefectura, me dijeron si quería hacer la denuncia, y yo le dije que ya estaba todo aclarado. 4 días después, ni me imaginaba que me esperaba la maldita lumbalgia", cerró Martín.

Embed