Comscore

AL AIRE

Mario Guerci y Soledad Bayona desafiaron los rumores de romance en la pista de ShowMatch

Como si quisieran mojarle la oreja a los rumores de romance y triángulo amoroso, anoche Mario Guerci y Soledad Bayona se la jugaron y se besaron en la pista de baile de ShowMatch. El video.
Mario Guerci

Como si quisieran mojarle la oreja a los rumores de romance y triángulo amoroso, anoche Mario Guerci y Soledad Bayona se la jugaron y se besaron en la pista de baile de ShowMatch. Porque lo cierto es que hace algunas semanas estalló el escándalo de una relación que iría más allá de lo laboral, al trascender las visitas de la bailarina al departamento del modelo para ensayar y la visita sorpresa del novio de ella para sorprenderlos con las manos en la masa.

Claro que toda esta situación fue aprovechada anoche en la pista de La Academia de ShowMatch, porque cuando Marcelo Tinelli presentó a la última pareja en la ronda de comedias musicales aparecieron Mario Guerci y su pareja de baile con ganas de comerse la pista para expresar con el cuerpo lo que negaron de plano con la palabra. Y así lo hicieron. Al ritmo de La era del Rock calentaron la pista, lo que les valió para sumar 33 puntos y evitar así ir al duelo, donde en este ritmo habrá doble eliminación.

Así, en plena coreo se los puede ver a él defendiéndola a ella de un pelea, y en el cuadro siguiente se los ve sobre una escalera, donde Mario Guerci la agarra de la cintura a Bayona y la besa apasionadamente. Beso que es correspondido, al menos en la coreografía del concurso de baile de ShowMatch.

Claro que Ángel de Brito al momento de su devolución apuntó a Soledad Bayona directamente y le preguntó “¿Cómo besa Mario?”. “Fue un lindo beso el de recién”, fue la respuesta de la bailarina intentando restarle importancia a la situación, el pero jurado insistió metiendo púa “Me dijeron que lo ensayaron bastante”. Pero según Bayona sólo se besaron “las únicas dos de cámara”, en un nuevo intento de no seguir el juego que ellos mismo propusieron. “Lo ensayamos a último momento”, metió bocado Guerci. “El miedo era que la escalera se abriera mientras nos besábamos”, cerró Bayona.

-Mario Guerci-