jueves, 30 de mayo de 2019
Fuerte relato

Luis Ventura relató el drama que vivió su hijo con un director de escuela gay que lo acosaba

Sentado a la mesa de "Polémica en el bar", el periodista contó una historia de vida en la que tuvo que intervenir casi de manera violenta.

El periodista Luis Ventura se sintió identificado con los niños abusados por el pediatra del Hospital Garrahan, Ricardo Russo, quien fue detenido por producir y distribuir pornografía infantil, y se animó a confesar una historia que decidió ocultar durante años.

"Yo lo viví en carne propia, entonces yo sé de qué se trata. ¿Y sabés qué?, a propósito del blanqueo, que en un momento me salió, descubrí que a mi hermano menor le había pasado exactamente en el mismo colegio, con un familiar directo de quien me lo había hecho", confesó en el programa Polémica en el bar.

Posteriormente a su dolorosa historia, Ventura pasó relatar una situación problemática que vivió uno de sus hijos cuando cambió de un colegio a otro. El periodista no precisó si se trató de Facundo o Nahuel.

"Mi hijo es un travieso, pero era un tipo estudioso. Lo había cambiado de colegio, y de buenas a primeras empezó a recibir amonestaciones. En un momento quedó en una situación de 24 amonestaciones", arrancó.
"Y un día me llama el director del colegio y me dice que mi hijo, que ya tenía aprobado el año, había sido visto el día que habían incendiado un aula. El día que se produce esto, no me expliques por qué, ese día mi hijo estaba durmiendo la siesta conmigo, nos pusimos a ver un partido los dos, lo tenía al lado", agregó.

"Lo agarré del cogote al tipo y le dije 'vos no le haces perder el año', porque mi hijo lo tiene aprobado el año, 'y vos sos un hijo de puta que me querés cagar la vida. Le das el pase, yo no te molesto nunca más, le das el pase y yo me voy a otro colegio, pero el año no me lo haces perder'", enfatizó.

Entonces Chiche Gelblung, uno de sus compañeros en el ciclo "Polémica en el bar", le preguntó si el director había actuado por "venganza" y Ventura dio una respuesta rotunda. "No, era gay. Mi hijo a lo mejor nunca descubrió que había otro tipo de juego, y yo cuando lo veo lo percibí al toque. Le dieron el pase y me fui a otro colegio".
Embed