CONFESIONES

Luis Novaresio, a corazón abierto: "No sé qué vendrá, quizá me tendré que casar"

Tras blanquear su historia de amor con el empresario Braulio Bauab, el periodista de América y Radio La Red habló con Catalina Dlugi.

Cuando Luis Novaresio ganó hace 10 días el premio al mejor conductor de la televisión por cable dijo en su discurso una frase que horas después desmintió.

El conductor de América, A24 y Radio La Red se lo dedicó a una enigmática persona pero horas más tarde le dijo al notero de Florencia de la V que lo dijo porque no había preparado ningún discurso.

Sin embargo, los días corrieron y el animador decidió blanquear su historia de amor con el empresario inmobiliario Braulio Bauab. Y lo hizo a través de un posteo en su cuenta de Instagram.

Horas más tarde habló con Catalina Dlugi en "Agarrate Catalina" por la OnceDiez y amplió los motivos de su confesión.

"Creo que es algo que está dentro de las reglas del juego, por lo menos en cómo se trabaja hoy en día. Hay una persona con cierta notoriedad, en este caso, y les interesa saber si está en pareja, enamorado o no, por sobre cómo está. Hasta ahí lo entiendo. Yo hice del bajo perfil algo muy fuerte, no porque tenga nada que ocultar o no este orgulloso de todo lo que me pasó y me pasa, sino porque muchas veces cuando uno habla de su vida personal, involucra a la familia. En mi caso personal, me dijeron expresamente que no les interesa este grado de notoriedad. Es como una carga innecesaria para ellos", expresó el periodista.

Y agregó: "Yo estoy pasando un momento muy bueno de mi vida. Sobre esto no tengo mucho más para decir, sólo que la estoy pasando muy bien, que estoy muy bien, y que no quiero hablar si no es en mi nombre. Cuando se involucran a otras personas, trato de ser muy respetuoso. Estoy recontra bien".

"Busqué mucho, pero a veces las búsquedas no se condicen con el resultado, y el Universo generó que mi búsqueda de estar bien a mis 55 años sea satisfecho. Yo trato de ser muy reservado, pero ahora no sé qué vendrá, quizá me tendré que casar. Si eso pasara sería en Rosario", cerró, feliz.