EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

Laura Fidalgo tras descomponerse en lo de Mirtha: "Tuve un pico de estrés, pero no fui al médico"

La bailarina y conductora dialogó con PrimiciasYa.com y contó cómo está de salud tras irse del programa de la diva. Su palabra.

Mirtha Legrand vivió un momento de tensión en el inicio de su programa: Laura Fidalgo, una de las invitadas, dijo que se sentía mal y abandonó el estudio.

"¿Cómo estás, Fidalgo?", le preguntó la Chiqui a la bailarina, ex participante y jurado del Bailando por un sueño. "Ahí... Un poquito mareada. Me agarró acá. Llegué bien, pero en el camarín me empecé a sentir mal", le respondió ella.

"Tomá un poquito de vino a ver si te hace bien", le aconsejó, entonces, la conductora de Almorzando con Mirtha Legrand.

"No, no. Quería brindar, pero no es el momento. Es que me tomé una sublingual porque tenía náuseas", se excusó Laura. Y pidió disculpas por tener que decirlo en la mesa, cuando todos estaban a punto de empezar a almorzar.

"Cualquier cosa sigan hablando que yo, tranquilita, me voy por acá entre las cámaras", siguió Fidalgo. Y así fue: minutos más tarde, la invitada se retiró y dejó su silla vacía.


En diálogo con PrimiciasYa.com, Fidalgo contó qué fue lo que le pasó: "Estoy bien, lo que pasa es que estoy con mucho trabajo. En estas dos semanas estuve a full con las grabaciones de 'Cualquiera puede bailar' que sale por KZO. Grabé tres días, tres programas seguidos. Viajé a Corrientes para dirigir mi muestra en la escuela de allá, antes tuve ensayo general ya que dirijo la música, luces, sonido, vestuario... Al otro día volví y estoy preparando la muestra en Buenos Aires que será la semana que viene en el Maipo... Estoy sin parar y duermo muy poco, cinco horas por lo general".

Y remarcó: "Yo soy muy fuerte y nunca me ha pasado algo así, es raro porque yo me sorprendí también al sentirme así. Creo que se juntó todo, además se suma que mi papá está un poquito delicado... Para mí fue un pico de estrés, pero no fui al médico. Salí del programa, me vine a casa y me dormí un rato. No me gusta mucho dormir y también le escapo de ir al médico. Pero a esta altura del año tengo muchos compromisos y yo soy muy exigente. Yo trabajo mucho afuera, no solo lo que se ve en la tele. Ahora estoy bien, también me tengo que operar de la rodilla y eso también me tiene algo nerviosa".