PUNTO CRÍTICO

La rutina y los acuerdos de Luciano Castro y Sabrina Rojas que desgastaron la pareja

El arreglo que hicieron en un principio de la relación fueron los mismos que comenzaron a erosionar la relación.

Hace unos días, cuando confirmó su separación de Luciano Castro, Sabrina Rojas dio una buena pista de cuál fue el motivo principal: "Fue la vida, el desgaste, la rutina. Hubo hastío. No hubo terceros, ni terceras en discordia".

Se sabe el gusto de Castro por el boxeo, pero pocos imaginaban que llevaba su rutina tan al extremo.

Según informó la revista Pronto, el galán sostiene a rajatabla sus propios espacios, como el gimnasio, el boxeo y visitas a sus amigos.


Castro tiene la misma rutina. Todas las noches, inclusive los fines de semana, se acuesta a las 20:30 para madrugar y practicar boxeo y natación a las 5:30. Y si está al frente de una tira, como ocurrió este 2018, que protagonizó "100 días para enamorarse" en Telefe, su tiempo fuera de su casa es mucho mayor.

En un principio Sabrina aceptó este acuerdo, pero con el correr del tiempo terminó erosionando la pareja.