miércoles, 15 de mayo de 2019
Polémico

Julián Weich crítico a "¿Quién quiere ser millonario?" e insinuó que las historias son armadas

El conductor disparó contra el ciclo de Santiago del Moro y hasta dijo que le "da vergüenza" la estrategias que se usan para tener rating.

Desde hace tiempo Julián Weich está alejado de la televisión pero en los 90´supo ser uno de los conductores más importante del medio gracias a su ciclo Sorpresa 1/2. Además, también estuvo al frente de "¿Quién quiere ser millonario?", durante una temporada en 2001, cuando el país atravesó otra gran crisis.


Desde ese lugar de experiencia Weich opinó sobre el programa que hoy conduce Santiago del Moro."Soy muy crítico de la tele porque la conozco. Hay que fijarse lo que pasa con ¿Quién quiere ser millonario?, eligen participantes con historias que me parece que no hacen falta...", comenzó diciendo en una entrevista radial en la emisora La Once Diez.


El conductor se refirió a lo que sucedió con Marina Simian, la bióloga del Conicet que participó con el objetivo de ganar dinero para su investigación que busca la cura del cáncer y generó gran repercusión. Weich dio a entender que serían historias armadas de antemano por la producción, algo que también se rumoreó en las redes con el caso de la madre pampeana que lloró todo el programa porque quería llenar la heladera para sus hijos.


"Por un lado, está bueno que una persona que trabaja en el Conicet sea reconocida, pero me parece que todo es muy digitado. No está mal que quieras contar la historia, pero me parece muy alevoso, como que ya sabés la historia", agregó Julián que -a diferencia del ciclo de Del Moro que es diario- el suyo fue de entrega semana.


"Me parece que todo tiene que ver con la búsqueda del rating. No lo digo mal, porque todos queremos tener rating. El tema es la manera en que lo buscan, la manera más barata, más rápida, más inmediata, a mí me pasa que todavía sigo sintiendo vergüenza ajena por las cosas", concluyó de forma polémica.