Comscore

POLÉMICA

Julián Serrano salió a responder a quienes acusan a su novia de "vender recetas": "Yo mismo compro"

El influencer se volvió tendencia anoche otra vez porque ofreció los servicios de su novia Sofía Alberto, una joven médica residente de Paraná.
-Julián Serrano-

Julián Serrano salió a responder las críticas por la venta de recetas médicas que ofrece en las redes.

El influencer fue tendencia en Twitter tras haber promocionado un servicio de su novia Sofía Alberto de recetarles medicamentos a pacientes por mensaje directo.

El sitio Chismeteando compartió un chat privado en el que se le avisa del delito que estaba llevando adelante Serrano con su pareja.

Julián Serrano

LEER MÁS ¡Hay foto juntos! Se confirmó el romance de Malena Narvay con un DJ

Serrano dice sobre estar fuera de la ley que “en realidad, no. Siempre y cuando esté registrado uno como médico a nivel provincial o nacional. Y siempre y cuando sea comprobada la patología crónica. Y también depende con la obra social que el profesional trabaje”.

“Si es legal y el paciente tiene una condición médica. Solo necesita una receta. Depende qué problema pero no anda recetando cualquier cosa. Yo mismo compro recetas así”, indicó.

Julián Serrano

Julián insistió en que “es legal porque yo lo consulté. Y lo hice varias veces. Obvio no te van a recetar algo que te pueda hacer mal”.

La joven médica ofrecía un servicio virtual en el cual por medio de una consulta online prescribe la receta para pacientes crónicos evitando que vayan hasta un centro de salud y exponerse a contraer coronavirus. La polémica se desató a raíz de que en su biografía de Instagram decía: “Recetas médicas al DM”, dato que eliminó tras el escándalo.

Sofía se defendió en Twitter al decir que solo lo hizo por “emergencia del coronavirus” y que no cobraba por recetar. Mientras que su novio le quitó importancia a las acusaciones: “Qué manera de hablar al ped... que tiene la gente”.

Julián Serrano

Serrano también aclaró en su Twitter: “Es legal cuando uno está registrado como médico y está comprobada la patología. Hay mucha gente que necesita receta y no tiene tiempo para conseguir un turno. Es legal si el paciente tiene una condición probada. Depende de qué problema. Yo mismo compro recetas así”. El problema fue que su propio novio planteó la posible venta de esas recetas lo que incrementó el escándalo. "Yo compro a veces a mis propios médicos que me atienden porque a mi personalmente me da paja ir a una consulta por algo que ya se que necesito. Ellos ganan, yo gano, todos ganamos sin tanta pérdida de tiempo", sentenció.

Y ella también señaló: “Yo no vendo recetas. Hubo una confusión. Por la emergencia Covid se realizan consultas online y la receta se manda por Whatsapp. Son nuevas formas de trabajar y legales”, manifestó.

Por último, la joven señaló que no recetaba cualquier droga: "La mayoría son antihipertensivos, antidiabéticos o de esta característica que generalmente son de uso crónico, por lo que no suelen variar de mes a mes”.

Julián Serrano

LEER MÁS Julián Serrano propuso que Córdoba y Mendoza se independicen de Argentina