jueves, 04 de octubre de 2018
Confesiones

Inés Estévez el motivo que la llevó a dejar de actuar

La actriz pasó por la pantalla de América, en el ciclo "Intrusos", y contó el motivo que la llevó a dejar la actuación hace varios años, actividad que ya retomó de a ratos.

En 2005, Inés Estévez decidió dejar la actuación cuando su carrera estaba en su máximo esplendor mediático. Por ese entonces, la actriz contó que deseaba dedicarse a dirigir y a escribir, cosa que hizo, aunque luego se volcó también al mundo de la música.


Nunca se supo a ciencia cierta el motivo real de esa determinación. Esta tarde lo reveló en "Intrusos" (América) tras una visita al ciclo de espectáculos: "Cuando ingresé a la televisión y el público empezó a conocerme, coincidió con un momento del país y del mundo en donde emergió la hipercumunicación y entraron a subvertirse algunos valores. Yo estaba en la tele y sentía presiones para ir a notas para hablar de no se sabía qué. Huí de nuevo. No venía de la tele. No tenía estructura para bancarlo. Empecé a padecer y dejé de disfrutar de algo que había elegido".


Y agregó: "La dejé por eso, estuve cinco años haciendo teatro y cine para ver si recuperaba el amor y al quinto año volví a hacer televisión, "Criminal", y pasó algo que consideré una señal muy poderosa, tuve un accidente muy jodido grabando. Fuerte. Un accidente de auto. Me abrí la cabeza en medio de una toma. Se abrió el airbag, me noqueó, estuvo medio tapado... Eso lo produjo Ideas del Sur. Al mes me hicieron una resonancia, me quedé viendo de acá para abajo".


Por último detalló cómo fue la internación y qué cosa la hizo cambiar de opinión para concretar ese anhelo: "Yo no soy de hacer de esas cosas un quilombo. Estuve internada al lado del cuarto donde estaba Sandro, lo cual consideré un honor, estuve inconsciente desde el choque hasta que desperté en la vereda que me sacaron del auto, tengo amnesia, no me acuerdo de la situación. Muy simbólico. Me venían pasando otras cosas referidas a la salud. Estaba empezando a perder embarazos. Ese verano nos fuimos de vacaciones sin rumbo (con Fabián Vena, con quien estuvo 15 años) y estaba en una playa mirando el mar y pensé qué necesito para ser feliz y me di cuenta que no necesitaba de esa estructura que me estaba drenando".


Embed