Comscore

EMOTIVO

Guillermo Andino se conmovió por el relato de una enfermera que lucha contra el coronavirus

El conductor de Es por ahí, Guillermo Andino, no pudo evitar emocionarse con el testimonio de la mujer.
Guillermo Andino

Todos los mediodías, Guillermo Andino y Soledad Fandiño, hacen Es por ahí, un programa que combina gastronomía, actualidad y entretenimientos, en la pantalla de América. En el ciclo invitan al público a participar de un juego para ganarse una orden de compra para elementos de cocina. En el segmento, dos personas del público compiten por Zoom para quedarse con el premio.

Este miércoles, el conductor saludó a Norma, la primera participante. "¿A qué te dedicas?", preguntó Andino. "Soy enfermera del hospital Eva Perón de San Martín", precisó ella y, enseguida, todos en el estudio la aplaudieron.

"Gracias por esos aplausos que quedaron en el olvido", exclamó Norma. En ese momento, el periodista destacó el esfuerzo del personal de salud ante la lucha constante contra el COVID-19. "Si hay algo que el pueblo argentino sigue ponderando es la tarea que siguen haciendo ustedes, el personal de salud. De verdad, ustedes merecen nuestro reconocimiento permanente", destacó Andino.

La participante pudo pudo contener las lágrimas y se tomó unos minutos para relatar la principal adversidad que enfrentan en su lugar de trabajo. "El hospital está desbordado en estos momentos. Necesitamos que la gente tome conciencia que esto no es joda", remarcó Norma.

El conductor se mostró muy conmovido por la historia: "Hoy, ¿quién te contiene frente a lo que te toca vivir?". "Nos contemos entre nosotros", señaló la invitada. "¿Te da miedo estar ahí?", repreguntó Andino. "Al principio sí, tuve miedo, pero ahora estamos esperanzados por la vacuna. Necesitamos que todo el mundo esté vacunado. En nuestro hospital están todos vacunados, pero hay hospitales que todavía no", sostuvo.

Al ser consultada por su situación económica, Norma resaltó que su salario aún es muy bajo. "Le ponemos mucha garra. Le ponemos el corazón. No cualquiera es médico ni enfermera. Si vamos al sueldo, nuestro sueldo no supera la canasta básica. Estamos en un momento en el que necesitamos si o si ponerle el corazón a a nuestra profesión. La verdad es que me da mucha vergüenza decir cuánto gano", explicó.

Por último, Andino cerró con una profunda reflexión. "Por la importancia que tiene el trabajo de ustedes estamos todos de acuerdo que deberían ganar muchísimo más. Desde acá, lo que podemos hacer humildemente es reconocer el esfuerzo. De chico estuve internado en un hospital público. Yo tuve tuberculosis y a mí me salvaron la vida en un hospital público. ¿Qué te pido decir? ¡Gracias!", finalizó.

Guillermo Andino y Soledad Fandiño