Comscore

PROFUNDA 💓

Fuerte reflexión de Lizy Tagliani: "Yo nunca escraché a ni a los que me fajaban por puto"

La conductora de “El precio justo” publicó un extenso y conmovedor texto en su cuenta de Instagram.
-Lizy Tagliani-

Lizy Tagliani hizo un fuerte y extenso descargo por los escraches que realizan algunas personas desde las redes sociales y habló de su experiencia personal a corazón abierto.

"No soy mucho de meterme en el accionar del otro, para algunos soy muy tibia para otros muy educada. La verdad no se si está bien o mal, pero es mi personalidad. Lo que no entiendo es desde cuándo fue que se pudo de moda escrachar a una persona agrediéndola o desfenestrándola hasta hundirla en una tristeza absoluta o hacerla sentir una mierda por una equivocación por una falta de conocimiento o por una frase sacada de contexto o un chiste que para algunos es nada y para otros es aberrante”, comenzó la conductora de "El precio justo", Telefe.

LEER TAMBIÉN: Lizy Tagliani, arrepentida de sus comienzos mediáticos: "Hablé de más de Viviana Canosa"

“No lo se, pero no estoy acostumbrada... yo nunca escraché a ni a los que me fajaban por puto, ni cuando tuvo que dejar el cole por las burlas y el sometimiento”, agregó.

Y recordó una situación que vivió junto a su madre y la enseñanza que ella le dejó: “Tampoco escraché cuando mamá compró una heladera y una tele con radio más un pantalón de corderoy marrón para mí y un pullover amarillo para ella, todo en cuotas y cuando se hizo de noche mientras escuchábamos radio colonia entraron los más pijudos de mi barrio a mi casa y se llevaron lo que mamá consiguió con mucho esfuerzo. Esa noche cuando se fueron, mi mamá puso la puerta, sacó un tomate, queso mantecoso, pan e hizo unos sanguchitos y nos sentamos a comer al borde e la cama mientras mi mamá me cantaba canciones de Libertad Lamarque”.

LEER TAMBIÉN: Cómo reaccionó Lizy Tagliani al ver que venden una máscara de Halloween con su cara

Y remarcó: “Me dijo: ellos no saben, creen que son poderosos. Están borrachos y perdidos, se equivocaron, pero nosotras estamos felices y cada día seremos más alegres y fuertes, te lo prometo. ‘Haiga lo que haiga’ material, nunca te aferres a nada más que al amor. Poco a poco le demostré a mis vecinos, a mi cuadra, a mi barrio, después en mi trabajo, después en la radio, en la tele, en el teatro, a miles que no por ser trava soy menos mujer. Se que tengo pene, que no tengo ovarios, pero que más da, soy Lizy y punto”.

Y finalizó certera: “No por haber sido pobre me convertiría en delincuente. No por sufrir abusos sería abusadora, no por que alguien se equivoque (me refiero en actos cotidianos no es delitos) lo voy a quemar en una plaza si se puede. Cuando alguien se equivoca, tiene tiempo de aprender, mejorar hoy y volver a equivocarse con otra cosa mañana. Prefiero vivir aprendiendo todos los días a que me maten por ignorante. Cuidemonos que podemos ser mejores cada día”.