LA DOBLE

¿Quién es la otra Florencia Peña del "Súper Bailando"?

Se trata de la bailarina de 24 años que acompaña a Nico Occhiato en el certamen de baile de Marcelo Tinelli.

Florencia Jazmín Peña, de 24 años, es junto a Nicolás Ochiato una de las nuevas incorporaciones del "Super bailando", El Trece. Al presentarse en la pista, Marcelo Tinelli no pudo no reparar en que su nombre es igual al de la actriz, que es jurado del certamen: “Hace ocho años que me saqué el apellido y empecé a presentarme como Florencia Jazmín a secas. Para mí, Florencia Peña es ella. No yo", dijo la bailarina con mucha gracia.

La joven jamás aprovechó tener un nombre ya consagrado en la farándula para escalar, sino todo lo contrario. Para ella no todo fue sencillo: a los 20 años pateó el trablero y dejó el tercer año del profesorado de educación física y se puso a estudiar danza de manera profesional, algo que disgustó a sus padres, según reveló Teleshow.

"Me costó mucho aceptar que me gustaba bailar. Me daba vergüenza porque me parecía que era menos que una carrera universitaria. Y mis papás tampoco estaban de acuerdo con que lo hiciera", sostuvo la chica que además es oriunda de Lanúns pero hace un tiempo a se instaló en Capital Federal.

Cuando se decidió a estudiar danza tuvo que pagarse las clases y entonces se animó a hacer todo lo que le sumara dinero: "Tuve que salir a laburar para pagarme las clases y empezar a entrenar. Los fines de semana era moza en un salón de fiestas, fui promotora, recepcionista, entregaba panfletos en las esquinas…", contó al sitio de Infobae.

Hace un tiempo, Florencia Jamín también recibió la bendición de su actual coach Matías Ramos. Sin conocerla, él la becó en sus clases y le brindó su apoyo. "Es una locura hermosa que hoy sea mi entrenador porque es el primero que confió en mí", relató.

Florencia Jazmín ya había intentando tres veces antes ser parte del ciclo de Marcelo Tinelli. La joven se presentó a los casting en las ediciones del 2016, 2017 y 2018: "Pasé todas las etapas pero me bochaban a lo último", reveló.

"Esta oportunidad me representa un desafío y aprendizaje muy grande. Lo tomo con calma porque mi sueño no es ser famosa sino poder trabajar de lo que amo: bailar, hacer humor, actuar", sumó sobre su desembarco en El Trece.

"Nadie me regaló nada. Jamás tuve ningún contacto ni un ayudín (sic) ni nada. Estoy contenta y orgullosa porque a veces es difícil y está bueno que siempre que se me dieron las cosas fue por talento y porque soy buena mina. Ni pisándole la cabeza a nadie", afirmó Florencia Jazmín que tuvo un largo camino de trabajos que no le gustaron para llegar a donde está hoy pero nunca dejó de esforzarse y dar todo de sí.