Comscore

VIVENCIAS 🍽

Felicitas Pizarro recordó una mala experiencia laboral en una parrilla: "Sentir ese bullying por ser mujer"

La cocinera recordó una mala situación que vivió en un trabajo anterior antes de llegar a la televisión.
-Felicitas Pizarro-

Felicitas Pizarro habló del machismo que padeció en su experiencia en la la gastronomía y relató su vivencia personal en una parrilla.

La jurado de "El gran premio de la cocina", El Trece, que hace poco fue madre de Indalecio, explicó su historia personal en el ciclo radial "Agarrate Catalina".

LEER MÁS: Felicitas Pizarro fue mamá de Indalecio: "Otra historia de amor empieza"

“En las cocinas el machismo está en ebullición constante, tal vez en el último tiempo ha ido aminorando también depende mucho de la mujer, de cómo te plantes en la cocina”, señaló Pizarro.

-Felicitas Pizarro-

Y agregó: “Tengo amigas que sus jefes le golpeaban las rodillas con una vara para que se paren más derechas, hay algo de eso, pero ahí, siendo mujer o siendo hombre”.

LEER MÁS: Politti se puso al frente de "El gran premio de la cocina" tras los casos de coronavirus de Zampini y Marconi

“Para llegar a hacer los platos principales o los fuegos, la mujer tenía que demostrar que se la iba a bancar mucho más que los hombres. A la mujer le costó mucho llegar, pero gracias a las redes, la comunicación, hay muchas abanderadas, esto no va a pasar más o no debería”, amplió la cocinera.

Y recordó su experiencia personal donde no la pasó bien en un trabajo: “No sé si llamarlo acoso, pero sí sentir ese bullying por ser mujer: en un trabajo había un parrillero que no me dejaba estar en la parrilla, yo quería acceder a aprender de él y escuchaba que por detrás mío decía, ‘ésta acá no dura ni una semana’... comentarios así, y yo me iba a mi casa angustiada”.

“Hay cierto abuso hacia los aprendices, sean hombres o mujeres”, señaló, y se refirió puntualmente a su experiencia con Pablo Massey, el chef involucrado en la denuncia: “He trabajado con él en algún evento. Me llamó la atención, obvio. Que alguien pueda tocar a otra persona en un ambiente laboral, me llama la atención”, cerró.

-Felicitas Pizarro-