lunes, 03 de diciembre de 2018
la protagoniza con Santiago

Federico Bal presentó la película "Rumbo al mar " con Carmen Barbieri en Los Ángeles

El actor viajó a acompañado de su madre a Estados Unidos para participar de un evento cinematográfico.

Fue presentada la película "Rumbo al mar", protagonizada por Santiago y Federico Bal, en la muestra de la American Cinematheque en Los Ángeles.

Federico viajó especialmente para este estreno mundial acompañado por Juan Faerman, autor del film, Gabriel Sucari, productor, y Carmen Barbieri, quien se mostró todo el tiempo muy emocionada y feliz por su hijo.

federico bal 2.jpg


La proyección fue conmovedora, el público pasaba de la risa al llanto con esta historia de vida que entretiene, emociona e invita a reflexionar a la vez.

A la salida de la función una multitud de gente aguardaba para felicitarlo a Fede por la película, sacarse fotos con ellos y entregarles regalos.

Bal está feliz y emocionado por la experiencia que está transitando con su primer película, ansioso por estrenarla en Argentina y agradecido por haber podido realizar este estreno mundial en esta maravillosa ciudad, cuna del cine internacional, que lo recibió con gran satisfacción dejando las puertas abiertas para volver pronto con nuevos proyectos.

federico bal 1.jpg


"Rumbo al mar" cuenta la historia de Julio (Santiago Bal) quien, a partir de que le diagnostican pocas semanas de vida, decide emprender una última y épica aventura. Concretamente, lo que quiere Julio es que su hijo Marcos (Federico Bal) -un eterno inmaduro con el que siempre tuvo una relación distante- lo lleve en su moto a cumplir su gran deseo frustrado: conocer el mar, tan alejado del Tucumán donde viven.

Si bien esta idea absurda se encuentra, por motivos bien distintos, con la rotunda oposición de Marcos y Laura (la otra hija, la perfecta que hizo todo en función de los deseos y frustraciones paternas), una serie de eventos precipita la decisión de lanzarse a ese desafío que parece tan riesgoso como imposible.

federico bal 3.jpg


Como es de esperar por el delicado estado de salud de Julio, el viaje no resulta fácil ni tranquilo. Esta situación se profundiza porque Julio aprovecha el viaje para desandar su vida, cerrando otras asignaturas pendientes de su juventud. Al final, un giro inesperado descubre que las cosas eran muy diferentes a lo que parecían.