viernes, 16 de noviembre de 2018
¡tremendo!

Federico Bal destrozó a Gisela Barreto: "Se debe haber golpeado la cabeza"

El actor disparó con dureza hacia la ex vedette, quien días atrás realizó un polémico análisis televisivo sobre el sexo anal. Mirá!

Gisela Barreto se volvió viral en las redes sociales con un curioso análisis acerca del sexo utilizando un vaso de agua. En su programa "La fe mueve montañas", la ex vedette se despachó con una analogía confusa sobre esa práctica sexual.

"La abertura del vaso está arriba y yo puedo tomar el agua. Estoy en una mesa sentada con un montón de personas en una cena y yo decido que como es mi vaso y me pertenece, quiero que este vaso este dado vuelta", comenzó Gisela.

Y siguió: "Pero cuando el vaso está de cola, la parte de abajo queda para arriba. Si agarro una botella y sirvo el agua en el vaso que está dado vuelta, ¿qué va a ocurrir?, el agua va a salpicar a todos los comensales, incluido a mí. Yo voy a responder es mi vaso y yo con mi vaso hago lo que quiero".

"Esto es lo que les están enseñando a los chicos. Que con tu cuerpo hacés a lo que querés y que con tu recto podés tener relaciones sexuales. No señor, no se puede. Porque te lastimás, lastimás y te degenerás..."

A días de la clase de Barreto, Fede Bal pasó por el ciclo radial de Fernando Prensa, Falta de respeto y abrió fuego contra la rubia: "Esa mujer no tiene vergüenza , no tiene vergüenza de desinformar de esa manera. Me da vergüenza que haya trabajado con mis viejos".

"Pero no sé qué le paso, se debe haber golpeado la cabeza y nadie le dice que se está equivocando. Que es muy ignorante con todo lo que está hablando. Además lo peligroso es que hoy día cualquiera tiene un micrófono y aunque te escuche un grupo de gente reducida te da cierta palabra autorizada", aseguró Bal. Y agregó: "Fue el meme de todo el país. En un momento de tanta evolución como el que estamos viviendo no puede decir esas pelotudeces", opinó Fede.

"Cada uno cuida el vaso como puede. Se quiso hacer la sexóloga y dijo una boludez, no se puede creer", concluyó.

Embed