Comscore

ROTUNDO CAMBIO

Estefanía Pasquini, la esposa de Alberto Cormillot, antes de su radical cambio de vida

“Hoy no soy ninguna de estas dos. Son momentos extremos y distintos”, escribió Estefanía Pasquini al compartir fotos de su antes y después.
Estefanía Pasquini

“Hoy no soy ninguna de estas dos. Son momentos extremos y distintos”, escribió Estefanía Pasquini, esposa de Alberto Cormillot, quien hizo un rotundo cambio de vida.

La nutricionista que espera un hijo con el reconocido doctor, agregó: “Una donde estaba cansada de tantas burlas, otra donde estaba podrida de ser tan estricta con mi actividad física y mi ‘dieta’”.

LEER TAMBIÉN Rolando Graña se emocionó hasta las lágrimas con el mensaje de su pareja, Giselle Krüger

"Cuando era chica, no me importaba nada, ni me daba cuenta de los kilos de más. Sos chico. No tenés noción de nada, no tenés magnitud de lo que puede causar en tu salud... Y cuando crecés un poco tampoco, pero sí hay algo de lo que te das cuenta... Y es de las burlas, de los chicos que no te miran, de la ropa que te gustaría ponerte y no te entra”, siguió.

Cormillot

Su mensaje tuvo una gran carga y oficial de concientizador: “Empezás a probar dietas, te paseás por todos los pesos. Hacer dietas donde solo pegás rebotes (al menos a muchos así nos pasa). ¿Qué pasaría si esto no existiera? ¿Si todos aceptáramos las diferencias de los demás? Si los kilos solo importaran a la hora de evaluar un estado de salud y ya. Seguramente muchas personas conseguirían más cosas, porque no estarían atrapadas en el estigma de la sociedad”.

Y prosiguió: “La gente no va a cambiar, toda la vida van existir aquellas que se meten en tu vida, con tu cuerpo y la critican y esas personas, que pese a no estar de acuerdo con tu estereotipo, simplemente aceptan las diferencias. Acá lo único que importa es qué hace uno con esto, solo uno mismo tiene el poder de dejar que la mirada del otro afecte en uno”.

Por último, escribió: “Entre tantos cambios en mi peso, pude darme cuenta que ese número no hacía a mi persona, que tenía mucho más y que todo eso que tenía estaba en los pesos altos y en los bajos, que si mi salud se modificaba, pero mi integridad era la misma. Podés dejar todo por llegar a un peso. Y cuando llegas a él, ¿qué pasa? Todo sigue igual. Solo cambia tu aspecto, no te volvés ni más bueno, ni más comprensivo, ni más cariñoso, ni más inteligente. Una autoestima bien construida se manifiesta en varias áreas conductuales y actitudinales, y con esto vas a hacer mucho más en la vida”.

LEER TAMBIÉN Burlando le cerró los caminos a Luciana Salazar en un fuerte cruce en vivo

Estefanía Pasquini