Comscore

ESTILO SIMILAR 😎

Esmeralda Mitre tras los pasos de Ricardo Fort: escándalos, fama, familias millonarias y dispuesta a todo por estar en la televisión

Como si intentara copiar al empresario chocolatero, la actriz emula muchas de sus actitudes y parece que lo único que le importa es la popularidad.
Esmeralda Mitre Ricardo Fort

Al igual que Ricardo Fort, Esmeralda Mitre viene de una familia de las más acomodadas e importantes de nuestra sociedad: los que fundaron nada menos que el diario La Nación.

De cuna de oro, formada en los mejores colegios, su padre Bartolomé Luis Mitre y su madre Blanca Isabel Álvarez siempre quisieron lo mejor para ella y apoyaban sus deseos de ser actriz, pero seguramente no en la mediática que se convirtió.

Esmeralda es la rebelde de la familia, al igual que Ricardo, su carrera comenzó tranquila con la participación en películas de directores de renombre, participando de festivales alrededor del mundo. Pero eso no le traía popularidad ni lograba que la gente la frenare en la calle.

LEER TAMBIÉN: El fuerte mensaje de la hermana de Esmeralda Mitre en medio del escándalo por el hisopado: "Es el peor año de mi vida"

Tras su divorcio con Darío Lopérfido, en 2108, su vida de un giro completo. Se alejó del cine y comenzó a transitar un sendero nuevo al borde de lo mediático y lo bizarro, tal como lo hizo Ricardo.

Al igual que el empresario chocolatero, que falleció a los 45 años en 2013, Esmeralda -de 38- se subió a las propuestas de los ciclos de Marcelo Tinelli donde muestra todo su desenfreno. En 2018 aceptó por primera vez sumarse al “Bailando”, y allí -se podría decir- comenzó el juego y alcanzar la popularidad que tanto deseaba.

El paralelismo con “El comandante” no es muy difícil de hacer, su llegada al certamen de baile le dio al morocho fornido lo que él también buscaba: el reconocimiento de la gente.

Escándalos, peleas, abandono de móviles y llantos desconsolados: Esmeralda sigue los pasos de Fort quizás estudiándolo o de casualidad.

Ricardo discutía a los gritos y estaba siempre rodeado de sus seguridades, que también lograron llegar a la fama como Tito Speranza, como por sus amigos “los gatos” con los que iba y volvía de Miami, salía de fiesta y se divertida de una manera ostentosa.

Esmeralda aún tiene un perfil más bajo, sin seguridad privada, se maneja en taxis o conduce su propio auto. Pero, como el recordado Ricardo no tiene problemas de mezclarse con la gente y comer una pizza sentado en el piso de una calle cualquiera.

Anoche, Esmeralda cansada recordó esa imagen: la rubia se sentó en el piso, explicó que le dolían los pies y que esperaba un taxi porque su auto estaba en el taller.

LEER TAMBIÉN: El Gobierno de la Ciudad reconoció que hubo un error con el resultado del hisopado de Esmeralda Mitre