martes, 08 de enero de 2019
Informe exclusivo de Primiciasya Paraguay

El hermano y el sobrino de Chilavert fueron secuestrados en Ucrania por una red de trata

Si bien el ex arquero desmintió el hecho para preservar la integridad de sus familiares, se supo que intervino la Fiscal Nathalia Acevedo San Martin, de la Unidad Especializada en la Lucha contra la Trata de Personas. La historia completa.

Información bastante diversa se brindó en Paraguay por estas horas vinculada al caso de la familia de José Luis Chilavert, ex arquero de la selección de ese país y fiel exponente del club Vélez Sarfield en Argentina.

Primiciasya.com tuvo acceso a lo que sucedió gracias a la información brindada por nuestros colegas de Primiciasya Paraguay. La historia real de lo que vivió la familia de José Luis es la que van a leer en los próximos párrafos.

El hermano de Chilavert, Rolando Marciano, fue contratado de Ucrania para dirigir a un equipo de fútbol a cambio de 2 millones de euros. Se va a Ucrania con su hijo, Iván, que en teoría iba a ser su asistente. Ambos llegan a Ucrania y según la gente de trata de personas le secuestraron los pasaportes y buscaban explotarlos laboralmente.

rolando chilavert.jpg

José Luis Chilavert interviene, hace la denuncia y los llevan nuevamente a Paraguay. Cuando llegan a Paraguay, la fiscal brinda una conferencia y la familia decidió niegan todo, alegando que su hermano había perdido el pasaporte y que es mentira lo que dijo la Unidad de Trata de Persona.

Se especula con que Chilavert está intentando cuidar la integridad de su hermano, ya que es una red de trata que en teoría los emborracharon, los drogaron, los filmaron para extorsionarlos y le sacaron el pasaporte. También se dice que los violaron. Chilavert recurrió al Presidente de Paraguay para traerlos al país y sortear a Interpol. Ahora Rolando y su hijo Iván están en Paraguay y como se les escapó a los Ucranianos filtraron los videos para dejarlos como que se fueron de fiesta.

Algunos medios más amarillistas aseguran que se fueron de fiesta y creyeron en los videos que publicamos al pie de esta nota.

QUÉ DIJO LA FISCALÍA

El viernes 4 de enero, siendo las 10 horas, llega una comitiva a la sede fiscal del Ministerio Público, específicamente la unidad especializada de la Trata de Personas, donde manifestaban una supuesta privación de la libertad de Rolando Marciano Chilavert y de su hijo Iván. Nosotros iniciamos las acciones y herramientas para rescatar a través de Interpol. En el momento en el que ellos estaban prestando declaración se recibe una llamada donde amenazaban a Rolando hijo para que retiren la denuncia porque iban a matar a su papá y a su hermano. Activamos en forma coordinada con la Cancillería y con el Presidente de la República. Buscamos y localizamos a estas personas, sus pasaportes y la suma de dinero de 1500 dólares. Ellos arribaron al país en horas de la mañana. Estamos investigando sobre Trata de Personas con explotación laboral.

Embed