martes, 24 de octubre de 2017
Horas decisivas

El futuro de Ari Paluch dentro del canal de noticias A24

Se conoció un comunicado emitido por la señal. ¿Qué pasará con el animador tras la denuncia por acoso por parte de una microfonista?

La emisora que pertenece al Grupo América emitió ayer un comunicado sobre la situación actual de Ari Paluch a raíz de la denuncia que realizó la microfonista del canal, Ariana Charrúa.

Mariano Iúdica, en "Polémica en el bar", leyó el texto de la señal de noticias para despejar dudas sobre el futuro del animador dentro de la emisora.


"A24, ante los hechos de público conocimiento que involucran al señor Ari Paluch y a una colaboradora de la empresa, Ariana Charrúa, comunica que ha tomado las medidas necesarias para resolver lo que en definitiva corresponda, con la justeza y seriedad que casos como el expuesto requieren. Oportunamente, de corresponder, se informarán las decisiones que sobre el particular se tomen",expresa el comunicado.


Recordemos que ayer por la tarde, PrimiciasYa.com fue el primer medio en publicar el video del momento que describe Charrúa:

Embed

Paluch expresó sus disculpas en su programa de radio y dio su versión de los hechos. Por la noche emitió una carta donde ratifica ese pedido.

Audio radial (El Exprimidor, FM Latina):

Embed

Carta de Ari Paluch:
ari-paluch.jpg

Por la presente me comunico con ustedes con la intención de manifestar mi pesar por lo ocurrido el pasado 17 de octubre, en torno a las 14 horas en el estudio 1 de la emisora.

Al término del programa y en el apuro por la rotación que implica el cambio de horario, me despedí raudamente de los presentes en el estudio y en tales circunstancias involuntariamente al querer saludar a la señorita microfonista, sin ninguna mala intención, toqué su cadera. Inmediatamente percibí que en el movimiento mi mano había hecho contacto con parte de su trasero.

Consternado inmediatamente le pedí disculpas tal como corresponde. Inmediatamente después, como cada día, me retiré de la emisora. Notificado posteriormente que el hecho en cuestión derivó en una situación que generó una denuncia por parte de la señorita repetí enfáticamente el pedido de disculpas ya que no debí saludarla siquiera rozarla parte alguna de su anatomía.

Reitero mi disposición a manifestar que no tuve voluntad alguna de ultrajarla y que inmediatamente mis disculpas fueron sinceras, genuinas y no hicieron más que mostrar mi pronta intención de rectificar la incómoda circunstancia generada accidentalmente, sin intención, sin desearlo, sin propónermelo, sin ningún tipo de afán ultrajante.

Con el deseo de que mi sincera descripción de los hechos acerca de un lamentable accidente, sumado a mi férrea necesidad de disculparme pueda servir para cerrar este lamentable e indeseado capítulo me despido apenado y a su vez esperanzado a que esta misiva sirva para restablecer la armonía y el buen entendimiento entre compañeros de trabajo.