viernes, 30 de noviembre de 2018
femicidio

El crimen de Leila Sibara: encontraron armas, drogas y un auto robado al único detenido

La hermana del actor y humorista fue asesinada de un disparo en Lomas de Zamora. Una ex pareja que vivía a seis cuadras fue detenido.

Leila Sibara, la joven asesinada el jueves de un balazo cerca de su casa, en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, tenía 27 años, dos hijos y era la media hermana del humorista Naim Sibara, más conocido como El Turco Naim.

La joven se había desempeñado en la dirección de Tránsito y en el Teatro Municipal de Lomas de Zamora. A través de las redes sociales, la joven solía compartir fotos con sus hijos, aunque hace un tiempo había dejado de utilizar su cuenta en Instagram.

leila sibara 1.jpg

Leila Sibara fue ejecutada de un disparo en la cabeza el miércoles a la madrugada y los testigos marcaron al presunto asesino: un mecánico con quien la víctima había tenido una relación y que vivía a seis cuadras de su casa, en Lomas de Zamora.

La policía fue a buscarlo a su taller. Se trata de Luis Alberto Villalba, quien tiene su negocio de la calle Las Heras al 1600 y en el allanamiento encontraron dos armas sin registrar, drogas y un auto con pedido de secuestro.

De acuerdo a los primeros datos de la investigación, Villalba se dedicaba al narcotráfico y así habría conocido a la víctima, que tenía problemas de adicción. Con el tiempo empezaron una relación sentimental, que la mujer pretendió romper antes de ser asesinada.

Los vecinos que señalaron al ahora detenido como presunto responsable del crimen lo describieron como un hombre violento. Aseguraron incluso que había obligado a Sibara con amenazas en más de una oportunidad para seguir adelante con el vínculo.
leila sibara.jpg


"Estamos investigando, por el momento lo vamos a indagar por homicidio agravado por femicidio y después se puede incorporar la acusación por la tenencia de arma, la venta de drogas o el auto que tenía con pedido de secuestro", dijeron fuentes cercanas a la causa a la agencia Télam.

Durante el operativo en el taller del acusado secuestraron un revólver calibre 32 y una vaina servida de 9 milímetros, similar a la que se encontró en la escena del crimen.

Además, encontraron cuatro envoltorios de cocaína, una balanza para fraccionamiento, ropa y el celular de la víctima. En su casa, incautaron otra pistola pero ninguna de las dos coincide con el arma homicida.