Comscore

DESCONOCIDO RELATO

Dura historia de vida de Rodrigo Vagoneta: Muerte de su madre, alcoholismo y rol social con adictos

El humorista y actor Rodrigo Vagoneta relató anoche en PH Podemos Hablar su dura infancia y la difícil situación que pudo vencer recién hace 5 años.
Rodrigo Vagoneta

Tal como estaba anunciado por Telefe, Andy Kusnetzoff no realizó anoche su programa PH Podemos Hablar y su lugar fue ocupado por la colega Verónica Lozano.

El reconocido conductor de radio y televisión fue papá por segunda vez y se alejó de los medios para disfrutar de la paternidad por una semana.

Uno de los invitados de la noche de ayer fue Rodrigo Rodríguez, más conocido como Rodrigo Vagoneta, uno de los humoristas que formó parte de la elite de Marcelo Tinelli.

En ese programa, Rodrigo relató su dura infancia y el calvario que vivió tras ser adicto al alcohol. Además contó sobre su rol actual con adictos que pasan por lo que él ya superó hace 5 años.

"Yo me considero una persona distinta a las demás. Cuando tenía 8 años mi mamá murió y todos mis compañeros tenían mamá. Ella era médica y tenía cáncer. Cuando la abrieron para operar la cerraron y ahí ella se dio cuenta que tenía algo malo. Un día mi papá nos sentó a mi hermano y a mí y nos contó todo", dijo Rodrigo Vagoneta.

Y amplió: "No hay un día que no piense en ella. Es mi ángel guardián. Recién puede volver a amar de la forma que la amé a ella con la llegada de mi hijo. Yo de chico me encerraba en el baño a llorar. Todos preguntaban por qué me bañaba tanto".

Fue allí cuando Verónica Lozano le preguntó sobre su adicción al alcohol. "Mi hermano me decía que yo tomaba porque estaba solo. Pasaban 2 años que yo no trabajaba y me la pasaba encerrado. Además soy tímido y el alcohol me ayudaba a encarar los shows. Nunca estuve mal frente al público pero no concebía ir a una fiesta y no tomarme un trago", expresó.

"Un día mi esposa me dijo que no sabía que yo tomaba tanto, yo venía de un show y me dio al bebé en brazos. Me di cuenta que estaba tan mareado que no lo podía sostener. Entonces al otro día fui a este lugar llorando y les pedí ayuda. Hoy vuelvo a ese lugar mágico y ayudo a las personas que pasan por el mismo lugar donde yo estuve", remató Rodrigo Vagoneta.