Comscore

EN DIVINA COMIDA 😢

La dura historia de vida de Marcelo Polino: desde dormir en una plaza hasta el sueño de la adopción

El conductor y jurado reveló cómo fue su llegada a Buenos Aires donde tuvo que dormir en plazas y relató todo el trabajo que hizo para poder convertirse en padre.
Marcelo Polino

Marcelo Polino es una de las figuras que forma parte del staff de famosos de "Divina Comida", Telefe. El conductor, periodista y jurado de "ShowMatch" hizo varias confesiones sobre su vida privada durante la segunda emisión semanal donde Pía Slapka fue la anfitriona.

"Me quedé pensando en eso que dijiste que no podías convivir con nadie... Y vos en un momento dijiste que tenías la intención de adoptar", enfatizó Pía.

"Cuando yo hice mi trámite de adopción, previo a llenar la carpeta, que es un trámite muy difícil, complicado, hice un año entero de terapia y mi psicóloga dijo que estaba apto para adoptar, me parece que cuando pensé en un niño pensé en un lugar desde el amor", contestó Marcelo y cuando le preguntaron si había cerrado la persiana, dijo: "Lo tomé por el lado de devolverle a la vida lo que yo recibí".

LEER TAMBIÉN: La intimidad del departamento de José María Muscari en la Recoleta y su particular fetiche

"Yo soy una persona que vengo muy de abajo, soy de interior como mucha gente (Tres Arroyos), cuando llegué a Buenos Aires no tenía ni para comer, prácticamente, dormí en las plazas porque no tenía dónde dormir. En algunos momentos no tenía dónde dormir. Vine a vivir primero a la casa de mis padrinos, apenas me conocían, ellos eran de acá y yo del interior, al año me invitaron a que me retirara, como correspondía, tenía 17 años, no me quería volver, y empecé a rondar", agregó el conductor sobre su dura historia de vida.

"Mis padres estaban separados, a mi papá no lo conozco (se fue de la casa cuando Marcelo tenía 2 años), mi mamá estaba allá, no tengo hermanos, yo sabía lo que quería, quería ser famoso, pensaba que ser famoso me iba a acercar a la felicidad. Estar en la televisión te iba a ser feliz. No hay nada más lejos que ser feliz trabajando en televisión. Cuando el minuto a minuto te corre, cuando no rendís te echan, es el lugar menos indicado para ser feliz la televisión. Pero mi objetivo era ser famoso así que estaba en la plaza y pensaba que iba a llegar", destacó el jurado de "ShowMatch".

Marcelo comenzó su carrera en los medios de cadete y en una de sus caminatas vio una casa que vendía artículos de magia. Allí se compró tres trucos de magia y se dedicó un tiempo a incursionar en ese mundo. "Trabajaba de mago animando fiestas infantiles con tres trucos. Un día me enteré que había una prueba donde Pipo Pescador buscaba un mago. Cuando llego había como 15 magos. Yo fui con los tres trucos que tenía, que había comprado, y vos podés creer que me tomó a mí. Le pregunté por qué me eligió y me dijo porque era carismático y angelado. Desde ese día hace 30 años que estoy agarrado de esa frase", ironizó.

Recordemos que Polino se casó después con Carmela, la hija de Pipo, se casaron y se fueron a vivir a España donde se desempeñó como mago.

LEER TAMBIÉN: Marcelo Polino sobre el levantamiento de la obra de Gasalla: "Nadie me comunicó nada"