Comscore

ENTREVISTA

Diego Páez Vilaró y su máximo deseo como actor: "Mi mayor objetivo es poder filmar mi primera serie de ficción"

Diego Páez Vilaró

Diego Páez Vilaró –hijo del sobreviviente de la tragedia de los Andes Carlitos Páez y nieto del gran pintor y escultor Carlos Páez Vilaró, habló con este medio y contó cuál es su máximo deseo como actor.

Diego nació el 30 de octubre de 1993 en Buenos Aires, creció en una familia de artistas, y desde niño siempre soñó en pisar un escenario. Y en medio de su recorrido, incipiente y hasta intuitivo, conoció a Sebastián Ortega. "Él fue quien primero confió en mí, permitiéndome ingresar a un set como extra en el Marginal 2", señaló.

Y también quedó seleccionado para el Marginal 3: "Me generó una inmensa satisfacción". Después de su trabajo en El Marginal 3, estuvo en “KZO entreteinment”, el programa que conduce el Pollo Alvarez. También estuvo en “Últimos Cartuchos” conducido por Miguel Granados y Martín Garabal, un formato novedoso de radio televisiva que se transmitió en el 2019, en Vorterix.

El Marginal

¿Cuáles fueron sus primeros pasos como actor?

Descubrí que me gustaba la actuación en el colegio primario. Allí me divertía en los actos escolares, pero mis primeros pasos fueron en un circo de autogestión, donde nosotros teníamos que hacer todo. Éramos 4 payasos. Fue una experiencia mágica ver todas las plazas llenas y lo bien que se iba el público a su casa, eso me hacía feliz. El Clown es un género muy particular en el mundo de la actuación. Ser payaso me dio todo. Fue mi primer trabajo como actor.

¿Quiénes son tus referentes en el mundo artístico, al margen de venir de una familia de artistas?

Sí, tengo referentes en el ámbito del cine, la televisión y el teatro. A los que más admiro son: Rodrigo de La Serna, Ariel Staltari, Luis Brandoni, Luis Luque, Natalia Oreiro, Mercedes Morán, Celeste Cid y Florencia Peña. En el mundo artístico internacional los que más admiro y me gustan son: Brad Pitt, Leo DiCaprio, Al Pacino, Joe Pesci, Matthew McConaughey, Uma Thurman, Michelle Pfeiffer y Natalie Portman.

El Marginal

¿Cómo viviste la experiencia con El Marginal?

Para mí fue un logro que pude cumplir después de tanta formación. Tuve la suerte de trabajar en el Marginal 2 y 3. Muchos años de formación pasaron y siempre volvía a mi casa y me preguntaba cuando iba a estar en una obra, o en el cine. Como siempre lo dije, mi mentor, el que confió en mí, el que me vio la capacidad y me descubrió, fue Sebastián Ortega. A quien lo quiero y admiro mucho. Porque la enseñanza que yo interpreté de él fue, que nunca baje los brazos, que me siga formando y lo más importante que confié en mis capacidades. Siempre le voy a estar agradecido a Ortega. Mi personaje en la serie, fue “Rambo” que lo tengo tatuado en el brazo. Rambo fue un personaje, que pertenecía al negocio de los Borges y era el ayudante de “Tubito” , David Masajnik , un compañero del cual aprendí mucho. Siempre dije que “Rambo“ es Jesse Pinkman el actor de Breaking Bad. Fue un enorme papel para mí. Ahí también conocí lo que era un set y observé mucho. Vi la grandeza del equipo de Sebastián Ortega, y entendí la magnitud del profesionalismo con el que él trabaja, además de ser una enorme familia artística. Era monstruosa la cárcel de caseros. Cuando llegabas al lugar, al ser una locación real, te ayudaba a entrar en personaje más rápido. Mis escenas eran en un laboratorio, donde estuve muchas jornadas y por momentos me olvidaba que estaba en una cárcel. Imagínense ustedes el nivel de producción. La experiencia la viví, como si fuera a debutar en el PSG de Lionel Messi. Cuando aparecía en la serie, mis amigos y yo decidimos juntarnos en casa a verlo. Fue como juntarse a ver a la selección argentina. Estoy muy agradecido a la gente de Underground y a todo su equipo, ya que me sentí como en mi casa. Por último no me quiero olvidar de la caballerosidad de Sebastián Ortega, Pablo Cullel y Alejandro Ciancio que siempre me ayudaron y respaldaron en todo lo que necesitaba.

El Marginal

¿Con quién te gustaría trabajar?

Me gustaría trabajar con Rodrigo de la Serna y Ariel Staltari. Y sin lugar a dudas que nos dirija Bruno Stagnaro, y la producción la haga Sebastián Ortega. Hoy en día, estudio teatro con Ariel Staltari porque considero que es un excelente actor, guionista, escritor y maestro. A todos les recomiendo que vayan a su escuela de teatro. Aclaró que estoy dispuesto a escuchar propuestas de todo tipo para trabajar en cine, televisión y teatro para desafiarme a mí mismo en la búsqueda de otros personajes e ir investigándome como actor.

¿Cuál es tu mayor objetivo?

Mi mayor objetivo es poder filmar mi primera serie de ficción, llamada Guante Blanco. Es una serie de cuatreros que se especializan en robar ganado y en uno de esos robos, cometen varios errores y dos escapan a Punta del Este. Más no puedo contar, para no spoliear. Filmé un teaser, en donde trabajan: Gastón Pauls, Dignity Rivero, Andrea Rincón, Ariel Staltari y Victoria Saravia. Estoy agradecido porque confiaron en mí, y no tuve ningún inconveniente para coordinar las filmaciones con las actrices y actores. De esta manera cree “Guante Blanco”. Una serie de ficción que sucede en Argentina y Punta del Este, Uruguay. Lo más importante de la serie es que se filmaría en Casapueblo por primera vez en la historia. Para el que no lo conoce, es un hotel ubicado en Punta Ballena, creado por mi abuelo Carlos Paez Vilaró. Allí podes ver el mejor atardecer del mundo mientras escuchas el poema del “Sol” que él mismo creo. De esta manera siento que mi abuelo estaría muy orgulloso de mí. Él siempre fue guía. El teaser lo pueden ver en mi canal de YouTube: Mulu Páez

El Marginal