miércoles, 23 de enero de 2019
la explicación

Desde Pol-Ka, aclararon por qué registraron los títulos "No es no" y "Femicidios"

Luego de la polémica generada en las redes sociales con respecto al registro de las mencionadas frases y palabras, Vanesa Bafaro, la Jefa de prensa de Adrián Suar, habló sobre el tema.

En las últimas horas se había generado un fuerte debate en las redes sociales por un proyecto televisivo de la productora de Adrián Suar en referencia a la violencia de género. ¡Aquí la respuesta!

Adrián Suar y su productora trabajan sobre una idea de reflejar un conflicto social que está en boca de todos: la violencia de género.

Desde las redes sociales se instaló un debate que generó polémica: Pol-Ka registró los términos "No es no" y "Femicidio" para hacer un nuevo programa. Algunos lo vieron como un "oportunismo" de Adrián Suar de adueñarse de palabras tan sensibles para la sociedad y la lucha de las mujeres.

Así las cosas, Vanesa Bafaro, Jefa de Prensa de Pol-Ka, aclaró el asunto en diálogo con Clarín. "El registro de nombres de programas es una práctica habitual. No involucra ninguna exclusividad en el uso de esas palabras ni ningún lucro por dicho uso, que es puramente artístico y a los fines de ilustrar la temática elegida", aclaró Vanesa.

"La realización de un programa de ficción en el que se denuncia la violencia de género es un proyecto de Pol-ka que tiene más de de dos años. Inclusive fue anunciado en medios periodísticos hace varios meses, y saludado por numerosas referentes de la lucha por los derechos de la mujer y contra la violencia de género", amplió.

Con respecto a cómo y cuándo se originó el proyecto, Bafaro detalló que "En 2017 Adrián propuso hacer los quince casos reales más emblemáticos de femicidios. Soledad Vallejos fue la encargada de hacer la investigación periodística y se convocó a Carolina Aguirre y Leo Calderone para hacer los guiones. Allí se tiraron varios títulos posibles para el ciclo, como Femicidios y No es no. Entonces el abogado de marcas registró esos nombres -como se hace siempre- para definir a futuro cómo se llamará el programa".

Bafaro aclaró que "El programa saldría en 2020 ya que está en una etapa de permisos legales porque son casos reales y eso atrasa todo. Todavía no hay elenco ni nada por el estilo. Es un proyecto televisivo como tantos otros. Las historias serán mostradas desde el lado de las víctimas y la idea es ayudar a concientizar sobre la problemática", amplió.