martes, 26 de junio de 2018
avanza la causa

Débora Pérez Volpin: la anestesista y el endoscopista apelaron sus procesamientos

Los abogados de la anestesista Nélida Inés Puente y el endoscopista Diego Bialolenkier presentaron sus escritos el lunes.

La semana pasada, el juez Carlos Bruniard ordenó el procesamiento del endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente por la muerte de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin. Pero los dos profesionales del Sanatorio de la Trinidad de Palermo apelaron esa medida este lunes.

Bruniard había sido lapidario con los dos médicos. Sostuvo que el "incorrecto manejo instrumental ocurrido durante los primeros minutos del procedimiento por parte del Dr. Diego Ariel Bialolenkier, sumado al incorrecto y demorado proceder a posteriori de la Dra. Nélida Inés Puente" determinaron, según surge de la instrucción, "el fatal resultado acontecido".

Como respuesta, el abogado defensor de la anestesista, Eduardo Gerome, presentó el lunes un escrito de apelación de 26 páginas. Allí señala que el juez "se basa en consideraciones personales erróneas" y agrega que "sus conclusiones no se apoyan en los informes médicos obrantes en la causa, sino en las afirmaciones vertidas por la querella en esta causa y en los medios".

debora perez volpin.jpg


En el auto de procesamiento, el juez dijo que la anestesióloga obvió controlar el estado de Débora Pérez Volpin y recién advirtió la desaturación de oxígeno una vez que el equipo hizo sonar la alarma, por lo que considera que desatendió los signos vitales de la paciente.

Gerome asegura que eso es "erróneo" y cita a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señala que "la alerta que provee el oxímetro de pulso es más precoz que cualquier observación clínica que pueda hacer el médico anestesiólogo". Por lo tanto, "no puedo entender cómo el juez interpreta que la doctora Puente falló en su obrar al confiar en los monitores que utilizaba", sostiene el abogado.

Otro punto del auto de procesamiento dice que Puente debió haberse dado cuenta de que estaba frente a una perforación del tracto digestivo, por ser un riesgo propio del procedimiento. "Esto lo afirma el magistrado sin tener una sola opinión médica que lo avale", responde Gerome. "La conducta de la doctora Puente fue la adecuada: inicio de ventilación con máscara facial a alto flujo, suspensión del procedimiento, solicitud de asistencia por otros especialistas, etcétera. Y dichas conductas fueron todas ellas simultáneas", señala el abogado en la apelación.

Clarín