Comscore

CONMOVIDA 😭

La crisis de Barbie Simons tras finalizar la cuarentena y por no poder ver a su abuelo: "Necesito abrazarlo"

La panelista de "Hay que ver" regresó a la pantalla del Nueve y en charla con los conductores no pudo contener sus lágrimas.
Barbie Simons

Barbie Simons se enteró cuando embarcó en Los Ángeles rumbo a la Argentina que deberá estar en cuarentena ante el decreto presidencial de hoy por la pandemia del coronavirus.

La periodista de C5N y El Nueve viajó a los Estados Unidos por 5 días para cubrir la premiere de Mulan, la nueva apuesta cinematográfica de Disney.

LEER TAMBIÉN: Barbie Simons, en cuarentena por el Coronavirus: "Fue una vergüenza el control en Ezeiza"

Según establece el artículo 202 del Código Penal, las personas que propaguen “una enfermedad peligrosa y contagiosa" pueden recibir un castigo "de entre 3 y 15 años de cárcel".

"Estuve 5 días, 30 horas en Nueva York y 48 horas en Los Ángeles, y volví a Los Ángeles e hice escala 6 horas y media ahí, para venirme a Buenos Aires, cuando subo al avión me entero que se había activado el protocolo de los pasajeros que habían viajado a Estados Unidos", le confirmó Barbie a Primiciasya.com.

Y agregó: "Hablé con el canal, tanto con C5N como con el Nueve, formalmente me dijeron que no iba a poder entrar, cosa que es totalmente entendible que tenga que cumplirlo, por una cuestión de respeto a mis compañeros, ser uno responsable".

Ya en el país y cumplida la cuarentena por su viaje al exterior, Simons volvió al ciclo del Nueve, "Hay que ver". En charla con los conductores, José María Listorti y Denise Dumas, la rubia se quebró.

"Estar encerrada cuando uno están tan acostumbrado a su vida, a ir y venir, fue como un golpe difícil y fue duro estar sola -por más que no me quiero poner en víctima porque hay gente que la está pasando peor y yo tenía familia y amigos que se ofrecían a traerme provisiones- y mi novio a la distancia porque está solo en Estados Unidos", comenzó diciendo.

"Y el tema de no poder ver a mi abuelo me mata. Él tiene 90 años y está con su pareja. Todos los días hacemos videollamadas porque es como mi vitamina y mi alegría. No lo veo desde más o menos el 4 de marzo, y cada día en una persona de 90 años es un montón. Para mí es vital ir a verlo y compartir cada segundo. Y es re loco que alguien de su edad sea mi inyección de vida y sea él el que me dé la fuerza cuando creemos que no vamos a salir de esto. Eso fue lo más duro de todos estos días, sin poder verlo a él, a mi hermana y a mi sobrino, y estar sola en casa cuando no estoy acostumbrada", agregó, quebrada.

LEER TAMBIÉN: Ángel de Brito quedará en cuarentena por el Coronavirus