Comscore

TODO ARREGLADO 🔥

La causa de la agresión de la nieta de Susana quedará archivada y la diva pagará los platos rotos

Hoy asistió Fernando Burlando a la fiscalía junto a Florencia, esposa del hombre agredido por Lucía Celasco.
Fernando Burlando

Lucía Celasco, nieta de Susana Giménez, se vio envuelta en un gran escándalo a la salida del boliche Tequila en Punta del Este.

Tuvo una fuerte discusión con un vecino del lugar por cómo estacionó el auto, que le impedía al hombre salir de su vivienda con su vehículo.

Mercedes Sarrabayrouse se hizo presente en el lugar y también participó del escándalo.

LEER TAMBIÉN: Al yerno de Susana Giménez se le complicó el ingreso a la fiesta del empresario Giuseppe Cipriani

"Una cosa de locos, me cagó a trompazos. Lo único que hice fue así para que no me pegara más. Quisimos sacar del auto y vinieron tres chicas totalmente sacadas del boliche gritando e insultado que no le toque el auto", explicó el vecino del lugar, Marcelo.

Y agregó: "Me empezó a gritar de todo y a golpear. Lo único que hice fue empujarla para que no me siga pegando. Me pegó en los oídos y en la cara. Fue una situación mala".

Hoy ambas partes acudieron a la fiscalía para terminar con el escándalo del verano.

Por parte de la familia Parra fue la mujer de Marcelo, persona agredida, y el doctor Fernando Burlando en nombre de la familia de Susana Giménez.

Podemos adelantar que Lucía Celasco ya viajó a Buenos Aires y que después de un chequeo médico le ordenaron que realizara reposo por varios días.

LEER TAMBIÉN: Moria Casán dio a entender que Susana Giménez tenía un "traguito de más" cuando habló sobre la pobreza