lunes, 03 de junio de 2019
En "Debo Decir"

Categórica respuesta de Isabel Macedo a los que afirman que está con Urtubey por plata y poder

La actriz que se casó con el Gobernador de Salta estuvo en el primer programa federal de Luis Novaresio. Contó sobre su vida y su rol en la provincia e hizo hincapié en cómo se siente cuando hablan de ella.

Luis Novaresio estrenó anoche el primer "Debo Decir Federal" desde la provincia de Salta y los dos entrevistados centrales fueron el gobernador Juan Manuel Urtubey y su esposa, Isabel Macedo.

Pocas veces brindan entrevistas de este tipo y rara vez se la vio a Macedo hablar con tanta claridad sobre su rol dentro de la familia y la comunidad salteña.

Sobre los actores que opinan sobre política, Macedo dijo: "Soy de profesión actriz. Te digo la verdad, a mí no me gusta opinar sobre lo que no sé. Toco de oído. No estoy formada ni preparada. Me pone muy mal cuando veo gente opinando y no sabe. Yo violenta, no me gusta, pienso que hay gente que se prepara, que estudia, que está años de su vida preparándose para opinar sobre temas. No me gustan los opinólogos. Lo puedo decir desde un lugar de familia, de mujer, no soporto que alguien diga una cosa y haga otra. En la política es moneda corriente que alguien te mire a los ojos y te diga una cosa y hacer otra. Eso me da ganas de tirarme en la cama y llorar. Por eso capaz no podría ocupar ningún puesto en la política porque me pone muy triste".
Y agregó ante la pregunta sobre cómo ve al gobierno de Mauricio Macri: "Tengo una vida muy linda y decir cosas sobre temas tan importantes como qué me parece le gobierno de Macri después te convierte en carne de cañón. Trabajo mucho por tener mi vida prolija, ordenada, para adaptarme a esa vida. Trabajo para que digan que llegó el Gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey... y su señora. Ahí, al lado, a un costado. Es parte de la adaptación que hoy ocupo otro lugar donde no soy la protagonista de la novela sino otro rol. Ese rol que ocupo hoy es en mi familia, son mi prioridad, mi hija, los hijos de él y nosotros dos".

También contó cómo se se siente lejos del mundo actoral: "Al principio fue raro. Por ejemplo llegamos a una inauguración de una escuela secundaria y yo pensé que iba a ser complicado. Nadie me miraba. Nadie me hablaba. Nadie le importaba nada porque estaba él y era como si hubiera llegado un Rolling Stone. Todas las alumnas los querían y gritaban su nombre y era él protagonista de todo. Ahí aprendí que estar con él era como una compañera, observadora. Anoto todo lo que la gente me pide y cuando llego a casa llamo para pedir favores. Fue algo impensado no deseado. Cuando me largo a llorar porque no estoy trabajando en lo que me gusta pienso que estoy en mi casa y que desde acá puedo resolver un montón de cosas que pueden cambiarle la vida a alguien sin haberlo pedido".
Sin embargo, no se mostró arrepentida de nada: "Nunca me arrepiento de nada, pienso que estoy viviendo una experiencia y me la quiero comer".

En ese momento, Urtubey aclaró: "Ella no te lo va a decir pero labura mucho más de lo que laburaba antes. Con el tema de las bancas comunales, el trabajo de protección animal, yo me entero y no por ella. Una vez estaba un acto y se acerca una señora de un barrio muy humilde y me dijo que estuvo con ella el día anterior".

Por último le contestó a los que aseguran que está con Urtubey por poder y dinero: "Mi única responsabilidad es aprender y tratar de crecer. Siempre mi opción es tratar de estar mejor. Capaz por culpa de otro me siento mal. Cuando alguien dice algo de mí sin conocerme me siento mal. Pero la responsabilidad de salir de ese lugar inmundo es mía. Para ocuparme de lo que realmente me importa, la responsabilidad es mía".
Embed