Comscore

JUDICIALES

Camus Hacker: Quién es el terror de los famosos demandado por trata y explotación de personas

En 2015 se transformó en un fenómeno mediático que aterrorizaba a los famosos. Se presentaba en sociedad como "Camus Hacker", por el animé de Caballero de Oro de Acuario en la saga de los Caballeros del Zodiaco. Su nombre real Emmanuel Ioselli.

En 2015 se transformó en un fenómeno mediático que aterrorizaba a los famosos. Se presentaba en sociedad como "Camus Hacker", por el animé de Caballero de Oro de Acuario en la saga de los Caballeros del Zodiaco. Su nombre real Emmanuel Ioselli.

Pero como todo delincuente no se percató de que no existe "El Crimen Perfecto" y Emma, como lo llamaban en su entorno fue quien filtró las fotos y filmaciones sexuales de los famosos que terminaron viralizadas en redes sociales para eternizarse en páginas de contenido Triple X.

Realizó cientos de acciones de invasión de la privacidad y lesivas contra la imagen de Verónica Lozano, Fátima Flores, Maravilla Martínez, Florencia Peña, Diego Korol, Koki Ramirez, Iliana Calabró y Andrea Rincón, entre muchos otros.

Pero encontró un escollo. Intento extorsionar al manager de medios Jorge Zonzini con material sensible de varias de las celebridades a los cuales les manejaba la carrera artística.

Zonzini se constituyó en querellante y en un doble accionar Jurídico/Mediático junto a su letrado el Dr. Cristian Colombo salieron a cazarlo. ¿El resultado? Emmanuel Camus Ioselli cayó y fue condenado por el Tribunal Oral N° 6 a tres años de prisión en suspenso por los delitos de "Extorsion y Amenazas Coactivas".

Pero, lamentablemente, Ioselli no supo escarmentar y tres años después, a Camus Hacker lo acusaron de cosas peores. intentó extorsionar a Susana Giménez con material sensible de su nieta Lucía Celasco.

Por esas acusaciones, hoy, Ioselli está preso en la cárcel de Ezeiza. Mañana, viernes 11 de junio, enfrentará al Tribunal Oral Federal N°6 con la fiscal Gabriela Baigún como acusadora. Los delitos: pornografía infantil, haber montado, según la elevación a juicio firmada en 2018 por la fiscal federal Alejandra Mangano, una estructura “destinada a reclutar diferentes menores de edad” desde abril de 2016 hasta junio de 2018. Las víctimas fueron cuatro, todas de hogares humildes. Su cómplice, Gastón Favale, un informático, irá a juicio junto a él.

En la instrucción se determinó que con posterioridad a las sesiones de fotografías pornográficas realizadas con las diferentes adolescentes, los imputados Favale y loselli distribuían, publicaban y comercializaban en diferentes sitios web de internet y en redes sociales, el material obtenido de dichas sesiones”, continúa la acusación original, en una causa donde intervino la PROTEX, el ala de la Procuración con la fiscal Mangano y el fiscal Marcelo Colombo dedicada a investigar delitos de "Trata de Personas con fines de Explotacion Sexual".

Consultado el manager Jorge Zonzini, que fue quien lo expuso mediáticamente y lo llevó en caracter de querellante a su primera condena, sobre el accionar de Ioselli sostuvo:

"Lamentablemente a los medios en primera instancia Ioselli les pareció un personaje divertido y querible que solo molestaba a los famosos pero a medida que lo fuimos investigando junto al Dr. Cristian Colombo comprendimos que los famosos eran su fachada pero el verdadero negocio de este psicópata era el tráfico de material fotográfico de pedofilia, la extorsión a menores, y la facilitación prostibularia de menores vulnerables a encumbrados y poderosos que operan en la clandestinidad".

Para finalizar con un lapidario "En la actualidad hay varios pares de Ioselli que con la complicidad de Youtube y las redes sociales se aprovechan de niños y niñas vulnerables con anzuelos de contenido infantil para luego pasar a los contenidos mórbidos y sus colaterales que son su verdadero negocio".