martes, 04 de junio de 2019
Se queda en Brasil

Burlando sobre Darthés: "Está delicado, no puede someterse a ninguna situación de estrés"

El abogado del actor contó que por el momento, pese a que le recomendó que vuelva al país, Darthés no tiene pensado regresar porque su salud mental está en un estado frágil tras las denuncias de acoso y abuso.

Fernando Burlando contó en "Intrusos", América, que Juan Darthés no tiene pensado volver al país y que en Brasil, donde está radicado desde finales de diciembre, recibe tratamiento psicológico. "Está delicado, no puede someterse a ninguna situación de estrés", afirmó el letrado que lo defiende.

El abogado aseguró que le pidieron a la Justicia de nuestro país una prórroga en el caso que le inició el actor a Anita Co por calumnias e injurias ante la denuncia que ella le hizo públicamente sobre acoso. Esto se debe a que el jueves será la segunda audiencia pero el actor no volverá y estará ausente, como lo estuvo en la primera.

Sin embargo, pese a que asegura que la salud mental del actor está frágil, Burlando reveló: "Le recomendé que vuelva. Estoy tratando que vuelva". Además, confirmó que la salida del actor del país fue "una estrategia": "Su ida a Brasil tuvo que ver con una cuestión de preservación. Su presencia podría haber sido una provocación para la gente y peligroso para él", dijo.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

GRACIAS no me alcanza, vamos a tener que inventar una palabra para dimensionar lo que siento con lo que está sucediendo... Por ahora les digo GRACIAS por escuchar, por creer y sobre todo, por seguir haciendo ruido. Tenés que sacarte mil capas de miedo. Miedo a no tener más trabajo, a que te vean como algo roto, a que te rompan; a verte como una mujer de segunda mano, como una víctima, como una traumada; que te marquen como pobrecita, que te marquen como mentirosa, que te marquen. Que te marquen más. Porque lo primero a lo que te sometés es a la duda, a la mirada del otro. La palabra de la mujer que acusa al hombre de haberla violado la ponemos inmediatamente en duda. ¿Querrá sacarle plata? ¿Querrá hacer quilombo? ¿Quiere ser famosa? (Sí, claro, ¿quién no quiere hacerse famosa porque la cogieron contra su voluntad?). Incluso hay gente que ni siquiera le pone signos de interrogación a esos enunciados. “Quizás ella lo sedujo”, “Estaba caminando sola a esa hora y por ese barrio”, “También mirá cómo se viste”, “Ella se lo buscó”. “Ella”. “Ella”. ¿Ella? ¿En serio? Me costó aceptar que me violaron. No usaba esa palabra. Pasaron 9 años para que pueda llamarlo por su nombre. Violación. Cuando no le ponés la palabra, no existe y cuando no existe solo está en tu cabeza, en tu cuerpo, comiéndote la conciencia, la autoestima, las fuerzas, las tripas. Desde que decidí hacerme cargo de lo que me pasó no paro de sentir que tengo que estar a la altura. Tengo que saber más, de feminismo, de leyes, de psicología, de cómo va a reaccionar la sociedad… tengo que tener estrategias, ser fuerte, ser una mujer preparada. Adquirir conocimiento como si solo denunciar que me violaron no fuera algo de lo que pueda apropiarme. Como si para hacerlo y no dejar espacio a dudas tuviera que tener un doctorado en Harvard con especialización en violencia de género. Tengo que ser más que una víctima porque a la sociedad, a la justicia, a la opinión, a todo eso que ante la duda lo protege a él, no le alcanza “mi” verdad, la verdad. “Mirá cómo me ponés” no es la única frase que este tipo me dejó. “Siempre vas a tener trabajo, porque a donde vaya venís conmigo” (continua en el primer comentario)

Una publicación compartida de Thelma Fardin (@soythelmafardin) el


"Tengan un poquito de paciencia. Tengo la esperanza que cuando esto tome color uno podrá explicar por qué se le hizo esto a Juan Darthés", sentenció dejando entrever una trama secreta tras las denuncias. Los periodistas del ciclo se sorprendieron y le consultaron a qué se refería y Burlando contestó: "Lo que se le hizo fue lo que se le hizo: hubo denuncias en los medios. Van a poder entender por qué se le hizo eso".

Luego, el abogado explicó que muchas de las denuncias no se pueden corroborar y que será la Justicia la que determine si todo lo que dicen, por lo que plantearon públicamente Anita Coacci y Natalia Juncos, fue así o no.

Sobre la denuncia de violación de Thelma Fardin, que lleva la Justicia de Nicaragua, afirmó que viajó hace poco allí: "Me dio mucha tranquilidad ver una Justicia prolija, justo y adecuada".

Embed