martes, 11 de junio de 2019
Enojadísima

Britney Spears acusó a un fotógrafo de retocar sus imágenes para perjudicarla

La "princesita del pop" se enojó mucho al ver unas fotos que asegura que fueron editadas para hacerla parecer más gorda. ¿Cuál es la verdadera cantante?

Desde que pasó su época de oro, Britney Spears atravesó muchos momentos muy duros: adicciones, internaciones y de a poco intenta recuperarse. Pero algo que siempre la preocupó fue su pelea contra el peso que parece tener a veces bajo control y otras no tanto, y por eso se vuelve -cada tanto- noticia en los medios.

La cantante, de 37 años, suele publicar fotos espléndidas en sus redes y ahora sus fans la acusan de mentirosa ya que, por unas imágenes divulgadas por una agencia, la muestra un poco mas gordita. Al verlas Britney puso el grito en el cielo y denunció que fueron "retocadas" por quien las tomó para perjudicarla.

Britney.jpg

Britney se encuentra en recuperación por una fuerte depresión que la llevó a internarse por un mes en un clínica psiquiátrica y a suspender sus shows en Las Vegas, por eso la paz mental es muy importante para ella y decidió hacer una escapada a las playas de Miami para relajarse con su novio, el modelo Sam Asghari.

Pero no lo logró: la cantante encontró varias publicaciones de ella en traje de baño que aseguran que distan de su realidad. Entonces, desde Instagram compartió un video en el que respondió a todos los que la acusan de compartir imágenes retocadas. "Muchos fans están constantemente criticando las imágenes que publicamos los famosos en nuestras redes sociales diciendo que o bien son antiguas o que están retocadas", comienza diciendo Spears.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el



"Nadie se pregunta es si las fotos que venden los paparazzi son falsas o si hacen arreglos para convertirlas en noticia. En las fotos publicadas parece que peso 10 kilos más que hoy. Así es como estoy ahora, y estoy flaca como una aguja. ¿Qué es real?", planteó luciendo la misma bikini que tenía cuando los paparazzi le robaron las fotos.

Desde la agencia de fotos negaron haber retocado las imágenes. "Creemos que Britney se ve muy bien y es ridículo sugerir que las fotos o el video fueron alterados de alguna manera. No se hizo", explicaron.