Comscore

RUIDOS MOLESTOS 📢

Brenda Gandini sobre el enojo con Fede Bal: “Pudimos hablar y no hubo nada agresivo”

La actriz contó cómo fue la situación de los audios que envió enojada por la música fuerte de las fiestas del actor y cómo resolvieron la cuestión. Además, reveló tras la viralización de su mensaje: "En mi grupo de amigas soy la vecina hincha quinotos".
Fede Bal Gandini

Brenda Gandini se hizo cargo del escándalo que se generó tras que denunciara a Federico Bal por ruidos molestos, ya que el actor y la familia de la actriz -Gonzalo Heredia y sus dos hijos- son vecinos de casa en Mar del Plata.

“Las cosas que digo en caliente las digo en caliente por una situación”, explicó Brenda que llevaba unos días sin dormir por la música alta que provenía de la casa del hijo de Carmen Barbieri. “Le pedí disculpas por haberlo tratado mal en los audios, estamos en paz. Somos buenos vecinos”, dijo tras haber podido hablar con él.

“Un día no me dejaste dormir, dos días no me dejaste dormir, el tercero me hinchaste las tetas voy a mandar un audio puteando”, explicó Brenda. “En mi grupo de amigas soy la vecina hincha quinotos”, dijo entre risas por la viralización del audio.

LEER TAMBIÉN: Brenda Gandini lo trata de "bolud..." a Fede Bal y Gonzalo Heredia lo encaró fuerte por sus ruidos molestos

“Me parece una maldad absoluta que se haya viralizado el audio”, afirmó la actriz que estaba súper enojada cuando cuando contó por mensaje de audio sobre su vecino ruidoso y afirmó que no tenía idea que se trataba de Bal. La actriz se enteró por Micaela Vázquez, amiga de ella y compañera de elenco de Federico, que le comentó que fue a un asado al lado de su casa.

“Es mi primer escándalo en Mar del Plata”, dijo Brenda y pidió que no lo pasen más. La hija de Daniela Cardone contó que hablaron con Federico en privado, el actor entendió el planteo de ella y Gonzalo Heredia.

Se comprometieron a tener una mejor convivencia y desmintió que vayan a echar al hijo de Barbieri de la casa que alquiló.

LEER TAMBIÉN: Qué famosa se quejó por los ruidos molestos nocturnos en casa de Federico Bal