Comscore

AL AIRE

Picante cruce entre Angel de Brito y Agustina Kämpfer

Se vivió un tenso momento entre el conductor de "LAM" y la panelista de "Nosotros a la mañana" en pleno móvil.
Angel de Brito Kampfer

Ángel de Brito apareció en un móvil que le hacía el ciclo “Nosotros a la mañana”, El Trece, a Lourdes Sánchez. El periodista aprovechó la cámara para “presionar” a Agustina Kämpfer y pedirle una entrevista en vivo.

El periodista y la panelista del ciclo del Pollo Álvarez no tienen un buen vínculo. Ángel supo criticar y exponer a Agustina por su militancia política kirchnerita, y su noviazgo con el exvicepresidente Amado Boudou.

LEER TAMBIÉN: Moria Casán, picante contra Nicole Neumann y Agustina Kämpfer: "Ubíquense, caraduras y maleducadas"

“¿Está Kämpfer por ahí? ¿Está Agustina? Me encantaría que nos de un móvil algún día. Se lo pido acá públicamente”, dijo De Brito en pleno móvil.

Agustina tomó el guante y explicó sus excusas: “¿Qué tal? Buen día. ¿Sabés qué pasa? Me estoy presentando a unas clases para dar un instructorado de yoga y con esta media hora que nos agregaron ya llego muy tarde y no quiero llegar más tarde todavía. Es muy importante para mí hacer esto el año que viene. Pero te agradezco mucho que me convoques siempre para hacer móviles”.

LEER TAMBIEN: Agustina Kämpfer contó cómo fue que quedó embarazada y tuvo a su hijo junto a un amigo

Entonces, Ángel insistió y le adelantó que no la hará hablar sobre el costado político: “Bueno, cuando puedas, me gustaría que nos des un móvil porque sos tema con Moria Casán que te está diciendo de todo y me gustaría charlarlo en vivo con vos”.

Pero, con mucha cintura, Agustina volvió a eludir la invitación: “Con mucho gusto, igual no hay mucho más para agregar, pero en algún momento que pueda con mucho gusto”.

“Ah, pero yo tengo mucho más para preguntar, Agustina”, volvió a rematar De Brito y Kämpfer contestó: “¿Si? Ok, le dije a Karina (Iavícoli, panelista de “LAM”) y le conté que no podía. Es una admisión preparatoria para hacer el instructorado el año que viene”.

Pero Ángel que nunca deja escapar a sus presas volvió a ruedo: “Dale, cuando quieras lo hacemos. Debe haber un receso de verano, ¿no?”.