Comscore

JUSTICIA INJUSTA

Andrea Pietra conmovida por el caso Mimí: "Voy a hacer todo lo posible para que vuelva con Mariana y Marcelo"

Mimí estuvo desde su primer mes de vida hasta los tres años con una familia en guarda. La Justicia el 2 de diciembre se la sacó para dársela a otra familia en guarda y luego en adopción.
Andrea Pietra

Como muchos otros famosos, Andrea Pietra se involucró de lleno en la causa de Mimí por la que además se realizó un video para concientizar en redes sociales.

Para quien no conoce el caso, se lo resumimos: Mariana y Marcelo Ikonikoff forman parte del programa de Acogimiento Familiar del gobierno porteño. Recibieron en su casa a una beba de un mes que, tres años después, la Justicia ordenó que sea dada en adopción sin tener en cuenta el vínculo que se generó en la familia por la demora del juzgado para decidir su caso y ahora ellos piden que la nena sea restituida a su hogar.

LEER TAMBIÉN: Beto Casella vs Yanina Latorre: La fallida audiencia por Zoom que terminó con invitación a pelear de manos

Mariana y Marcelo Ikonikoff

Andrea se involucró en el caso de Mimí “porque las guardas están hechas para que un bebé en vez de ir a un orfanato vaya a una casa de familia y esté en un lugar de amor, hasta la adopción. Pero este período debe durar de tres a seis meses para evitar que se produzca ‘la situación de nido’ según los tratados internacionales”.

También los códigos de adopción en Argentina establecen “que las personas que se anotan para tener casa de guarda no pueden pedir la adopción del bebé que alojan”, destaca. Este caso cruza ambas reglamentaciones, entre otros motivos, por la demora que le suma la pandemia.

Es en la extensión del tiempo de acogida donde se rompe el acuerdo entre la ONG y la familia, en el caso de Mimí. “Esta bebé tuvo solo dos visitas por parte del Estado, y su mamá de acogida ve que la bebe hace nido ahí, y por eso la reclama”, señala Pietra. En las demoras del Estado en torno a la adopción, el niño crece. “Se hacen grandes y nadie los quieren adoptar”, reflexiona. “En lugar de criarse con amor, van creciendo de hogar en hogar, y quedan a la deriva, por eso me interesa Mimí. A esta familia la asisten los marcos legales y los derechos el niño. Que la citen, que investiguen. Viven en un barrio donde todos los vecinos se conocen, pueden comprobar cómo formaron vínculo”.

Como madre adoptiva, se solidariza con Mariana. Entiende lo que el sistema no puede ver. “Voy a hacer todo lo posible porque Mimí vuelva con Mariana y Marcelo (Ikonikoff), no quiero que sea una niña infeliz cuando puede ser una persona querida, cuidada y protegida” sostiene. “Acá se tarda mucho y el proceso es muy heavy. En este caso, además, se cruzó la pandemia y se formó una familia, eso hay que considerarlo”, afirma.

LEER TAMBIÉN: Qué actor de Sex la está pasando peor con el COVID-19

La actriz, para adoptar a su hija, que hoy tiene 11 años, tuvo que recurrir a una adopción en Haití. Fue después del terremoto de 2010. “Adopté así, ahí presentamos la carpeta, hicimos el trámite vía Cancillería, y tenemos el contacto de su familia biológica, vamos con la verdad”, detalla.

“Adopté en forma monoparental --explica--, pero después de insistir en un trámite que hoy sienta precedente, mi hija tiene los dos apellidos: el mío y el de Daniel (Grinbank) porque las personas pueden no casarse y adoptar a la hija de la concubina” afirma Pietra. En ese proceso, ella también adopta una decisión de vida: la de ayudar a las familias adoptantes y a los niños.